¿Es real la Fibromialgia? Maneras de tratar con quienes dudan de la condición

Varias maneras de tratar con personas que dudan de que exista esta condición médica. En los últimos años hubo un cambio positivo en la forma en que las personas responden al escuchar que tenemos fibromialgia.
 
Es un pequeño cambio, pero indica que más personas han oído hablar de ella, o conocen a alguien con la condición, incluso aunque no sepan exactamente qué es.
Desafortunadamente dondequiera que estés encontrarás a alguien que duda de la realidad de la fibromialgia, o que conoce a alguien que duda de su legitimidad.

De todos los desafíos que enfrentamos como pacientes con fibromialgia, creo que esta es el estigma más difícil de soportar.
No solo tenemos que  enfrentar una gran cantidad de síntomas, la falta de un plan de tratamiento claro, ¡sino también a las personas nos dicen que creen que estamos inventando la enfermedad! Realmente, es de verdad penoso. ¿Por qué la gente duda de la veracidad de la Fibromialgia y cómo debemos tratar a esas personas?
Educación, educación, educación
Muchas personas dudan de lo que no entienden, y aunque la comunidad médica está mejorando en cuanto a explicar la fibromialgia a los pacientes y sus familiares, hay muy poca información, si no investigamos lo suficiente, para explicar la afección al público en general. 
Hay folletos sobre diabetes, meningitis, artritis y cáncer en la sala de espera de los médicos, pero nada sobre la fibromialgia.
Puede ser agotador tratar de enseñarle al mundo entero sobre esta enfermedad tan compleja, deberíamos aprovechar cada oportunidad para educar a quienes nos rodean. En lugar de ocultar los síntomas o ignorarlos, dígales a las personas cómo es realmente tener fibromialgia.
Use la palabra para que la gente aprenda y entienda.
Aprenda usted la diferencia entre fibromialgia y polimialgia, para que pueda explicar mejor dicha diferencia a personas que pueden haber escuchado ambos términos médicos y no saben lo que significan.
Diagnóstico complicado
Una de las razones por las que muchas personas dudan de la autenticidad de la fibromialgia es que no hay una prueba visible que muestre el diagnóstico. Los rayos X, TC o RM no son útiles, ya que no muestran ninguna afección y por ese motivo las personas cuestionan la realidad de la condición.
Para nosotros como pacientes, este es un tema muy sensible. Muchos nunca nos hemos sentido realmente cómodos con el hecho de recibir el diagnóstico a través del proceso de eliminación de otras enfermedades. 
No parece ser algo muy exacto o muy científico, pero luchemos como podamos, es lo que hay, y aceptar nuestro propio diagnóstico es la mitad de la batalla. Lo que sigue es lograr que los demás lo acepten.
Depresión y Fibromialgia
Muchas personas con fibromialgia también sufren de depresión y/o ansiedad y por lo tanto hay muchas preguntas sobre que ocurrió primero, o si es un círculo vicioso. 
Las personas con depresión, al igual que las personas con fibromialgia, intentan escapar del estigma de su diagnóstico y se ven obligadas a convencer a las personas de sus condiciones de salud. 
Son enfermedades invisibles, no tienen pruebas físicas, por lo que los escépticos se preguntan cuán reales son, a la persona deprimida le dicen ‘tienes que salir más’ ‘haz más deporte’, y lo mismo ocurre con los pacientes con fibromialgia. Las dos condiciones están estrechamente vinculadas y experimentamos muchos prejuicios similares, lo cual es cruel teniendo en cuenta que son dos condiciones que nos hacen sentir emocionalmente frágiles y no siempre lo suficientemente fuertes como para luchar contra los cínicos.
Poco a poco las actitudes están cambiando hacia las enfermedades invisibles y las cosas mejoran con cada día que pasa. La gente mayormente comprende que solo porque no puedas verlo, no significa que no esté allí.
Datos científicos: la fibromialgia es real
La fibromialgia es difícil de diagnosticar, es invisible y complicada, pero ninguna de estas cosas legitima la duda de las personas. 
La fibromialgia es una condición médica reconocida científicamente, y cuestionarla es insensible a los millones de personas a quienes afecta todos diariamente. Hay un gran cambio en el cuidado y la compasión hacia las condiciones de salud mental, y creo que en algún momento este cambio llegará a otras enfermedades invisibles, como la fibromialgia. 
Mientras tanto, haz lo que puedas para educar a los que te rodean y rodearte de personas comprensivas.
Concéntrese en los avances positivos, la gran cantidad de estudios e investigaciones que se van realizando, y encuéntrese con amigos y comunidades en línea, que están unidos para apoyarse entre pacientes con fibromialgia.

Deja un comentario