La Fibromialgia, falta de energía y agotamiento. ¿Qué puedo hacer?

Debido a la fibromialgia podemos sentir cansancio debilitante, lo que hace que el dolor y otros síntomas sean aún más difíciles de manejar. 
La fatiga puede afectar significativamente nuestra capacidad para trabajar, cuidar a la familia y también cuidarse a uno mismo.

Este tipo de fatiga es atípica, puede durar largos períodos y nunca parece mejorar, incluso con mucho descanso y sueño.


La fatiga desmedida afecta otros síntomas de la fibromialgia, especialmente el dolor. Lamentablemente esta situación es un círculo vicioso porque el dolor dificulta el sueño y la falta de sueño empeora el cansancio.

La fatiga también limita la cantidad de ejercicio que podemos hacer. Cuanto más cansados estamos, menos activos estaremos y como resultado, el dolor empeorará.

Lidiando y manejando la fatiga de la Fibromialgia
La fatiga de la fibromialgia puede hacer que las actividades más simples resulten muy difíciles de hacer, pero hay formas de manejarlas.
Para controlar este tipo de fatiga lo mejor es mantener la regularidad. No haga demasiado cuando se sienta con poca energía y no exagere con las tareas cuando tenga un buen día. Así podrá hacer lo que necesita y no sentirse agotado al final del día.
Las personas con fibromialgia suelen tener niveles bajos de vitamina D, esta disminución contribuye a algunos de los problemas con la fatiga. 
Varios estudios confirman que la deficiencia de vitamina D es altamente predominante en la fibromialgia, y muchos pacientes informan mejoría en los síntomas con los suplementos de vitamina D.
Trate de comer una dieta saludable y evitar alimentos refinados, azucarados y fritos y grasos, ya que estos hacen que la digestión se lenta y causan fatiga. 

La fibromialgia es estresante y el estrés puede fatigarnos. 
Algunas técnicas simples de manejo del estrés son la respiración lenta y profunda, la meditación para reducir la tensión muscular y relajación.
Ejercitarse es otra forma de combatir la fatiga y mejorar nuestra energía. No es fácil hacer ejercicio con fibromialgia pero, intente con actividades de bajo impacto, como caminar, andar en bicicleta y nadar.

La fatiga, el dolor y la calidad del sueño mejoran cuando ordenamos los hábitos de sueño. 

Instrucciones para dormir adecuadamente:
♦  Rutinas de sueño regulares
♦  Evitar la cafeína, fumar, el alcohol y la televisión demasiado cerca de la hora de acostarse
♦  Regulación de su entorno de sueño: los ejemplos incluyen tener una cama cómoda, temperatura ambiente óptima y evitar la luz y el ruido
♦  Estar activo durante el día, pero no demasiado cerca de la hora de acostarse.

Los estudios de investigación afirman que la actividad física es la mejor solución para controlar la fatiga. 
También facilitará que por la noche te duermas y continúes 
dormido hasta la mañana.

 

Deja un comentario