¿Cómo saber si tienes Fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica,

caracterizada por dolor músculo esquelético generalizado, 


fatiga y muchos más síntomas de intensidad importante.

Los cálculos indican que el 4% de los mayores de 18 años concuerdan con los criterios diagnósticos de la fibromialgia, y eso a pesar de que muchos casos todavía no han sido detectados, por tratarse de una enfermedad difícil de diagnosticar, el cual se retrasa con respecto a la aparición de los primeros síntomas.
 
 
Actualmente la condición no tiene cura, pero los investigadores se muestran optimistas sobre futuros avances en su tratamiento. Hasta que estos avances en las investigaciones se hagan realidad, se aconseja a los pacientes que se impliquen en su cuidado, porque su calidad de vida depende en gran medida de su actitud ante la enfermedad.
La fibromialgia comparte muchos síntomas con otras enfermedades.
 
 
¿Cuándo se considera que un paciente tiene fibromialgia?

¿Cuáles son los síntomas específicos de la condición que la distinguen de otros trastornos de salud similares? El síntoma fundamental de la fibromialgia es el dolor crónico en las articulaciones, los músculos y las fibras nerviosas asociadas, en pocas palabras, son los primeros síntomas.
Cuando el paciente visita al médico por primera vez con los síntomas citados en el párrafo anterior, durante la consulta frecuentemente aparecen otros síntomas también muy comunes:
  • Las alteraciones del sueño,
  • La rigidez matutina,
  • Los trastornos de ansiedad,
  • Problemas con la memoria,
  • Dificultades del estado de ánimo,
  • Depresión,
  • Dolores de cabeza de diferentes niveles.

¿Qué pruebas o criterios se emplean para diagnosticar
la fibromialgia?

1. Dolor y síntomas presentes durante la semana anterior, basado en el total de: la cantidad de zonas doloridas de 19 partes del cuerpo.
Más un nivel de gravedad de estos síntomas:

a. cansancio;
b. despertar con cansancio;
c. problemas cognitivos (de memoria o del pensamiento);

Más varios otros síntomas físicos generales.

2. Síntomas que permanecen tres meses como mínimo en un nivel similar.

3. No hay otro problema de salud que pudiera explicar el dolor y otros síntomas.

El médico solicitará exámenes para descartar otros problemas de salud que puedan confundirse con la fibromialgia.

Dado que el dolor generalizado es la característica principal de la fibromialgia, los  médicos le solicitarán la descripción del dolor que siente. Esto ayuda a distinguir entre la fibromialgia y de enfermedades con síntomas parecidos.

Por ejemplo el hipotiroidismo (baja actividad de la glándula tiroides) y la polimialgia reumática tienen síntomas muy parecidos a los de la fibromialgia. Un análisis de sangre puede confirmar si tiene alguna de estas enfermedades.

La fibromialgia se suele confundir con artritis reumatoide o lupus. Aunque hay algunas diferencias en los síntomas, pero los resultados de los exámenes físicos y los análisis de sangre le darán al médico los mecanismos necesarios para detectar estos otros problemas de salud.

A diferencia de la fibromialgia, las demás enfermedades reumáticas causan inflamación en las articulaciones y los tejidos, cosa que en la fibromialgia no ocurre.

Deja un comentario