El dolor se acentúa por la noche, ¿por qué es tan difícil dormir con Fibromialgia?

¿Por qué la fibromialgia duele más por la noche?

Para algunos es a primera hora de la mañana, para otros es al azar, pero para la mayoría de los enfermos de fibromialgia, el dolor parece amplificarse por la noche.
Ya conocen la rutina:
Uno trata de ser sociable y queda con un amigo para la cena, pero desgraciadamente tiene que cancelar y volver a casa temprano porque se siente agotado.
O puede pasar que realmente el día de trabajo lo pasó bien y piensa que no va tener dolor durante todo el día. Pero ahora que ya está en su casa, siente al mismo tiempo todo el dolor que creyó que no iba a sentir. Tratar de dormir no es ni siquiera una opción en este momento. Se acuesta con los músculos tensos y más dolor del que pueda imaginar. Claro que hay otras noches en las que el dolor no es tan intenso.
Entonces, ¿por qué le ocurre esto? Hacer un repaso de qué comió y la actividad realizada antes de comenzar a sentirse mal, puede ser útil para determinar si hay factores desencadenantes reconocibles que parecen aumentar el dolor.
Una posible razón:
Frecuentes interrupciones del sueño impiden los procesos de restauración importantes se produzcan. La hormona del crecimiento se produce principalmente durante el sueño, el déficit de hormona del crecimiento provoca poca capacidad de realizar ejercicio, disminución de la densidad ósea y de la masa muscular.
Las personas que padecen fibromialgia con frecuencia se despiertan cansadas, aunque a la vez manifiestan que duermen mucho. Con frecuencia, el sueño se interrumpe por el dolor, y muchos pacientes con fibromialgia tienen otros trastornos del sueño, como síndrome de las piernas inquietas y apnea del sueño.
La falta de un buen descanso, hace que las personas con fibromialgia se despierten sintiéndose cansados y fatigados.
El resultado:
El cuerpo no puede recuperarse de las tensiones del día, creando una gran sensibilidad al dolor. ‘Es como un círculo vicioso’.
Lo normal es que al final del día nuestras mentes empiecen a relajarse cuando nos centramos en el reposo. Eso es lo normal, pero para los pacientes de fibromialgia no, pues ese momento nos hace más conscientes de nuestro dolor.
Una conclusión razonable, es que el organismo se fatiga de las actividades del día. Entonces, al final de la tarde tarda mucho menos en afectar los músculos y crear más dolor.
Consejos para facilitar un mejor sueño:
•  Tome un baño relajante, cálido por la noche.
• Frote su cuerpo con una esponja o un cepillo de mango largo durante el baño.
• Realice un auto-masaje en los puntos dolorosos con una pelota de tenis (con mucho cuidado, si provoca más dolor, no continúe).
• Practique yoga u otros ejercicios de estiramiento para relajar.
•  Escuche música relajante.
• Medite para calmar los pensamientos intrusivos y la tensión.
• Dormir en una habitación oscura (considerar una máscara para los ojos si es necesario).
•  Mantenga la habitación lo más silenciosa posible o utilice una máquina de ruido blanco o un ventilador para ahogar los sonidos externos.
• Controle que la temperatura ambiente esté cómoda.
• Evite los alimentos y bebidas que contienen cafeína, que incluyen té, bebidas cola y café.
Trate de llevar un diario que lo mantenga al día con las actividades básicas realizadas, los alimentos consumidos y luego repasándolo podrá ver si encuentra algún desencadenante en común.
Tratamiento:
El tratamiento de la fibromialgia puede ayudar a aliviar los problemas de sueño. Los medicamentos utilizados para la fibromialgia incluyen duloxetina, pregabalina, gabapentina y milnacipran. Otros medicamentos utilizados por las personas con fibromialgia para ayudar a controlar los síntomas incluyen analgésicos, relajantes musculares y otros antidepresivos.
De resultar necesario su médico también puede recomendarle el uso de medicamentos para dormir.

Deja un comentario