9 cosas que deben dejar de hacer los pacientes de Fibromialgia

El dolor crónico cambia tu perspectiva de la vida
Tengo amigos y familiares que creen que ser siempre positivo que evita que lo malo entre en tu vida. 
Según su idea somos aparentemente un imán para lo malo.


Pon tus propias necesidades en primer plano.  

Especialmente a las mujeres se les enseña que sus necesidades deben ir en último lugar, después de su esposo, hijos, iglesia, trabajos, voluntariados y cualquier otra cosa que pudiera presentarse.

Deje de pasar tiempo con las personas equivocadas. 
Si alguien está añadiendo estrés a tu vida, siendo que el estrés empeora tu enfermedad, quita el estrés mediante la eliminación del contacto con esa persona. Tal vez no puedes excluirlos por completo, pero puedes optar por evitarlos cuanto sea posible. 
Deja de mentirte a ti mismo. 
No te sientes muy bien y alguien te pregunta cómo estás, contestas ‘bien’ pero no es la verdad. No es la verdad cuando se lo dices a esa persona y no es la verdad cuando te lo dices a ti mismo. 

Deja de perder el tiempo dando explicaciones. 
Si no puedes hacer algo aunque sea sencillo, sólo di que no y listo. No trates de explicar por qué no puedes hacerlo, porque de todos modos podrían ni siquiera estar escuchándote. 
Deja de reprenderte a ti mismo por los errores del pasado. 
La culpa es nuestro enemigo constante. Lo que está en el pasado se deja ir y se continúa hacia adelante. Simplemente, te centras en lo que puedes hacer hacia el futuro. 
Deja de quejarte y sentir lástima por ti mismo. 
Está bien sentir compasión de uno mismo de vez en cuando, pero no debe durar más de cinco minutos y no debes comentárselo a tus amigos y familiares. Las personas solamente se centran en los aspectos positivos de la vida, hay muchos así y las situaciones negativas no les agradan.
Deja de tratar de hacer todo perfecto. 
Es necesario centrarse en la realidad en lugar de en la perfección. Toma pequeños pasos para mejorar las cosas, y estar más cerca de lo que quieres que sea tu vida, sin preocuparte constantemente de cuán lejos estás de lograr lo que deseas. 
Deja de preocuparte tanto. 
Uno siente que no puede controlar su vida y tal vez sea así. Entonces no te preocupes por ello. Deja que la vida sea lo que deba ser. Controla las cosas que puedes controlar y deja que el resto simplemente ocurra. La preocupación constante sólo hará que te sientas peor. 

Deja un comentario