Descubre los beneficios del abedul. ¡Excelente para la Fibromialgia!

Descubre el valor de este gran árbol medicinal.

El abedul está considerado por los expertos como el gran aliado de nuestros riñones y tal vez uno de los mejores antisépticos herbarios con el que podemos contar.
A las hojas del abedul se le atribuyen propiedades diuréticas, antisépticas a nivel urinario, febrífugas, antiinflamatorias, antirreumáticas, antihipertensivas, analgésicas, astringentes, hemostáticas, cicatrizantes, remineralizantes, vitamínicas y desintoxicantes.

Dolor de cabeza. Para los casos de cefalea como migraña o jaqueca podemos recurrir a la infusión de abedul y aplicar compresas de infusión fría directamente sobre la cabeza. 

Edemas y retención de líquidos. Por su capacidad diurética elimina el exceso de líquido del organismo, el abedul es un remedio natural para los casos de retención de líquidos y edema por su acción diurética. Se elabora una infusión con las hojas.

Caída del cabello. Es un remedio tradicional para prevenir la caída del cabello, fortalecerlo y mejorar la salud de nuestro cuero cabelludo. 

La fiebre. Uno de los usos medicinales del abedul es el de febrífugo. En este caso se puede preparar en infusión y tomar poco a poco a temperatura ambiente.

Infecciones urinarias. Uno de los usos más comunes y tradicionales del abedul es para prevenir o tratar la infección urinaria tipo cistitis, uretritis, infección de riñón e infección de los uréteres. La acción diurética, sumada al efecto antiinflamatorio y antiséptico mejora las infecciones de una manera natural tomando infusión de abedul.
La gota. Para las personas con ácido úrico alto o hiperuricemia está aconsejado el uso del abedul por su efecto detoxificante, antiinflamatorio, analgésico y diurético, el abedul aumenta la eliminación del ácido úrico que se acumula en el organismo, reduce el dolor y la inflamación. Se toma la infusión.

La piel. Para dolencias de la piel como eccema, urticaria, forúnculos, abscesos o heridas, se aplica la infusión de abedul directamente sobre la zona a tratar, también es efectivo tomar baños de abedul. El efecto antiséptico, cicatrizante y antiinflamatorio de este árbol medicinal alivia y mejora este tipo de dolencias.

Los riñones. Es uno de los mejores remedios naturales para cuidar de los riñones y mantenerlos sanos. Incluso se usa para la infección de riñón o pielonefritis por ser antiséptico, para prevenir y tratar las piedras del riñón por ser diurético y el cólico nefrítico por su acción analgésica.
Artrosis, artritis y reuma. Para este tipo de dolencias se usa el abedul tanto de uso externo (baños, compresas, emplastos) como interno (infusión). Así estaremos aprovechando las propiedades que tiene el abedul para aliviar el dolor, la inflamación y así mejorar la movilidad de la zona afectada.

Depurativo. Elimina tóxicos, como metales pesados de nuestro organismo y otros productos de desecho que circulan por la sangre, a través de la orina. En este caso se utiliza de manera interna tomando la infusión.

Para los dolores. Tanto para dolores musculares, articulares, neuralgias, de tendones o de huesos, podemos usar el abedul de manera interna y externa para reducir el dolor.

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota:
 
Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. 

Deja un comentario