Diagnóstico de Fibromialgia, cómo podemos enfrentarlo.

Cómo hacerle frente al diagnóstico de fibromialgia
Algunas ideas útiles sobre las técnicas de afrontamiento, para poner en práctica luego de ser diagnosticado con fibromialgia.
Gran parte de la vida no se trata de lo que te sucede, sino de cómo respondes a ello. Cuando nos sucede un evento negativo, ¿nos desmoronaremos y doblegamos bajo la presión? o ¿volveremos a enfocarnos con determinación y seguiremos hacia adelante?

Lo que sucede con tu salud por la fibromialgia está fuera de tu control. Saber cómo lidiar con la enfermedad, es una buena opción, incluso cuando se sienta mal por su nuevo diagnóstico.

El ser diagnosticado con fibromialgia es un ejemplo de esta filosofía. Cuando la enfermedad llega, es más fácil centrarse en los síntomas, los efectos secundarios de la medicación, y cómo su vida va cambiando para siempre. 

Es más fácil permitir que la fibromialgia crezca y se transforme de una condición médica, en algo que comience a arruinar su salud física, mental, y social. Es más fácil resignarse a una dolorosa vida con fibromialgia.

Pero no sirve para mejorar. Esta actitud sólo terminará en tristeza, desesperación y pesimismo. 

Recuerde, usted tiene dos opciones. Puede elegir estrategias de afrontamiento positivas, por sobre las ideas negativas. 

Puede elegir la esperanza en lugar de la desesperanza. Sí, será más difícil, más trabajoso y puede no dar todos los resultados que usted esperaba, pero es la única manera de evitar el desastre.
Evitar los puntos negativos
La manera de practicar estrategias de afrontamiento positivas, es eliminar las ideas negativas. El afrontamiento negativo va a ser una perspectiva muy tentadora, especialmente al comienzo de su diagnóstico y tratamiento, porque parecerá el camino más fácil.
Parecerán posibles. Producirán resultados inmediatos.

El problema con el afrontamiento negativo, es que se centra sólo en la gratificación inmediata. No consideran lo que sucederá el próximo mes o la próxima semana y generalmente resultan en un futuro negativo.
Por ejemplo, alguien recién diagnosticado con fibromialgia puede beber alcohol para controlar el dolor físico y emocional de la condición. La bebida puede crecer en cantidad pasando las semanas. Se transforma en una adicción, que afecta las relaciones, el trabajo y su situación financiera. La acción que mejoró los síntomas a corto plazo (beber alcohol), después termina complicando las cosas mucho peor.

Otros ejemplos de habilidades negativas de afrontamiento son:
•  Cambios drásticos en las relaciones, como dar punto final al contacto con amigos cercanos que podrían ser nuestro apoyo.
•  Aislarse de las personas y experiencias que antes le eran agradables
•  Iniciando o aumentando el consumo de alcohol y/o drogas.
•  Tomar impulsivamente decisiones importantes en su vida.
•  La negación del diagnóstico y el impacto de la fibromialgia en su vida.
Después de ser diagnosticado con fibromialgia, es crucial estar consciente de sus habilidades negativas de afrontamiento. Pueden bloquear, retrasar y distorsionar su progreso. 
Nota: la Terapia Cognitivo-Conductual es un tipo diferente de terapia psicológica, en la que mediante la ayuda de un terapeuta se realizan sesiones que te ayuden a tomar conciencia de tus pensamientos negativos, de modo que logres aprender a ser más determinado ante situaciones de salud complicadas.

Deja un comentario