Fibromialgia, síntomas que te puede provocar la intolerancia a la lactosa.

¿Tienes diarrea, gases e hinchazón después de ingerir productos lácteos?. Puede que seas intolerante a la lactosa y no lo sepas.
Conócela, para así combatirla. ¿Qué es? 
 
Las personas que tienen intolerancia a la lactosa no pueden digerir el azúcar (lactosa) que contiene la leche.
Es provocada por la escasez de lactasa, una enzima que se produce en el intestino delgado. Si los niveles  de lactasa son muy bajos, se produce la intolerancia a la lactosa y los síntomas aparecerán casi inmediatamente (entre 30′ y dos horas) después de consumir productos lácteos.

Sus síntomas
  • Distensión abdominal
  • Cólicos abdominales
  • Diarrea
  • Gases (flatulencia)
  • Náuseas
 Existen diferentes tipos de intolerancia:
  • Intolerancia congénita. Es un defecto genético y por ello no se produce la enzima lactasa. Es incurable y muy rara.
  • Intolerancia primaria. Puede haber una disminución progresiva de la enzima lactasa. Es común en estos casos ir perdiendo la capacidad de producir la lactasa.
  • Intolerancia secundaria. Otros motivos que dañen la mucosa del intestino y hagan que no se produzca la enzima, como el tratamiento excesivo con antibióticos, gastroenteritis, Enfermedad de Crohn, quimioterapia. Casi siempre estos motivos son temporales, curables.

Cómo se detecta
Otros problemas intestinales, como el síndrome del intestino irritable, pueden causar los mismos síntomas que la intolerancia a la lactosa.

Los exámenes para ayudar a diagnosticar la intolerancia a la lactosa incluyen:

  • Prueba de aliento para lactosa-hidrógeno
  • Prueba de tolerancia a la lactosa
  • pH de las heces

Otro método puede ser dar al paciente de 25 a 50 gramos de lactosa en agua. Los síntomas son evaluados utilizando un cuestionario.

A veces se prueba una dieta libre de lactosa en un ensayo de 1 a 2 semanas.

Cómo tratarla

Puedes evitar las molestias de la intolerancia a la lactosa si sigues una dieta baja en lactosa.

Para reducir la cantidad de lactosa en tu dieta:

  • Limita el consumo de leche y otros productos lácteos
  • Incluye pequeñas porciones de productos lácteos en tus comidas habituales
  • Come y bebe helado y leche reducida de lactosa
  • Añade una enzima de lactasa líquida o en polvo a la leche para descomponer la lactosa.
Mediante algunos métodos de ensayo y error, podrías predecir la
respuesta de tu cuerpo a los alimentos que contienen lactosa y calcular cuánto puedes consumir sin sentir molestias. Pocas personas tienen una intolerancia tan grave a la lactosa que tengan que eliminar todos los productos lácteos y tener cuidado con los alimentos o medicamentos sin lácteos, pero que contienen lactosa.
Párrafos de: Mayo Clinic, MedlinePlus.

Deja un comentario