3 ideas equivocadas con relación a la Fibromialgia y sus síntomas.

La fibromialgia es un trastorno de salud complejo, en parte porque su severidad varía. 

Los pacientes experimentan los mismos síntomas a lo largo de su vida, pero individualmente casi cada uno de nosotros tiene su propia combinación de síntomas. 
Es difícil describirle la fibromialgia a los demás, cuando no la entendemos ni siquiera nosotros mismos.
 
 
Veamos algunos mitos sobre la Fibromialgia:
1- El error más grande sobre la Fibromialgia es probablemente que nos digan que los síntomas están ‘todos en tu cabeza’, que es un problema psicológico y no una enfermedad física. 
Esta idea errónea ha sido difícil de superar, pero en los últimos años la investigación ha demostrado que el cerebro y la médula espinal, procesan el dolor de manera diferente en las personas con fibromialgia en comparación con las personas sanas. 
Reaccionamos más fuerte al tacto ya la presión, percibiendo el dolor mucho más fuerte de lo que en realidad es. La fibromialgia es definitivamente, una condición fisiológica y del sistema nervioso.
Otra idea errónea es que afecta sólo a mujeres mayores. Aunque alrededor del 80 % de los pacientes son mujeres, los hombres y los niños también la tienen. 
Hay muchos niños y adolescentes que padecen la enfermedad, desgraciadamente algunos médicos atribuye los dolores que sienten, a los ‘dolores del crecimiento’, generando un gran inconveniente, pues un tratamiento temprano haría la diferencia para el futuro de dichos niños.
2- Otra idea equivocada es que la fibromialgia no pertenece a la categoría de una enfermedad. 
La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo.  Las personas con fibromialgia pueden ser más sensibles al dolor que aquellas que no la tienen. Esto se conoce como percepción anormal del dolor.
La fibromialgia puede ser difícil de diagnosticar. En ocasiones se necesita ver a varios profesionales de la salud para obtener un diagnóstico. Una causa de esto es que no existe una prueba específica para ella, y sus principales síntomas, como el dolor y la fatiga, son comunes en muchas otras afecciones. Los profesionales de la salud deben descartar otras causas de los síntomas antes de hacer un diagnóstico de fibromialgia. A esto se le llama diagnóstico diferencial.
3- La fibromialgia puede causar graves daños a nuestro cuerpo. 

Muchos investigadores creen que la estimulación nerviosa repetida provoca cambios en el cerebro y en la médula espinal de las personas que padecen fibromialgia. Este cambio está relacionado con un aumento anormal de los niveles de ciertas sustancias químicas en el cerebro que transmiten señales de dolor.

Aparentemente, los receptores de dolor del cerebro desarrollan una especie de memoria del dolor y se hacen más sensibles, lo que significa que pueden reaccionar de manera desproporcionada ante las señales de dolor y de no dolor.

El dolor, la fatiga y la mala calidad del sueño asociados con la fibromialgia pueden afectar tu capacidad para desenvolverte en tu casa o en el trabajo. La frustración de lidiar con una enfermedad que muchas veces se malinterpreta también puede causar depresión y ansiedad relacionada con la salud.

Párr. de: Mayo Clinic, Medlineplus.gov

Deja un comentario