Fibromialgia, migrañas, dolor crónico. 10 consejos para vivir con una enfermedad crónica.

Vivir con una enfermedad crónica puede ser un reto, pero hay maneras para lograr hacer las cosas más fáciles y conseguir vivir una vida feliz y satisfactoria. 

Establecer buenos hábitos y rutinas lleva tiempo, pero se puede lograr.


1- Seguir las indicaciones de sus médicos

A veces resulta tentador abandonar todo, especialmente si se siente mal o demasiado cansado, pero tomar las medicaciones y realizar las terapias según lo prescrito y por el tiempo correspondiente, le prevendrá de sentir más dolor o tener una crisis. 
Saltearse medicinas, o hacer una pequeña parte de las terapias, en conclusión no realizar un ‘mantenimiento’ adecuado de su cuerpo, le puede ahorrar un poco de tiempo y esfuerzo en el corto plazo, pero puede resultar en que el futuro la condición resulte mucho peor de lo que debería.
2- Designe una persona responsable
Designe una persona (o personas) en la que puede confiar y que sepan qué hacer si tiene una emergencia médica. 
Puede ser un miembro de su familia, un colega o un amigo, alguien que sea realmente confiable. Asegúrese que sepan cómo responder a cualquier inconveniente de salud que usted pueda experimentar.
3- Organizarse
Mantenga en orden los medicamentos, recetas, estudios o documentación que tengan que ver con su condición de salud. Tenga todo el papeleo en una carpeta o caja organizada para que todo lo que sea necesario sea encontrado fácilmente.
Si necesita tomar medicamentos en diferentes momentos del día, programe recordatorios en su teléfono celular. Use pastilleros semanales, para así mantener listo y a mano el suministro de medicamentos de toda la semana. 
4- Use fuentes de información confiables
Las opiniones de los miembros de algún ‘grupo’ pueden estar notoriamente equivocadas, al igual que la mayoría de sus colegas y amigos bien intencionados. 
Utilice fuentes de confianza para obtener información relacionada con su enfermedad crónica. Las organizaciones sin fines de lucro son excelentes lugares para encontrar información precisa y actualizada. 
Su equipo de atención médica también está a la distancia de una video consulta si tiene alguna pregunta o duda que deba ser contestada.
5- Aproveche al máximo sus visitas médicas
Cuando se nos diagnostica por primera vez, tenemos mucha información que procesar y tratar de comprender. 
Tomar notas cuando hable con su equipo de atención médica le ayudará a recordar todo lo que le han dicho. Si se lo permiten, quizás pueda grabar la consulta y escucharla las veces que necesite.
Prepare de una lista de preguntas o dudas, antes de ir al consultorio de su médico, se asegurará de que no se olvide nada importante mientras está allí. 
Lleve a un amigo o miembro de la familia para sentirse apoyado y así su acompañante también pueda hacer preguntas o recordar cosas que quizás usted no.
6- Confíe en sí mismo
Usted puede pensar qué le espera en su vida luego del diagnóstico, quizás crea que será demasiado difícil, o que no será capaz de cumplir con los tratamientos. 
Tener confianza en sí mismo, comprender que: ¡es más fuerte y útil de lo que piensa!. 
Al principio, habrá que realizar muchos cambios, pero su vida pronto se instalará en una nueva normalidad y se sorprenderá de lo bien que está manejando las cosas.
7- Pedir ayuda
No sea demasiado tímido u orgulloso en exceso para pedir ayuda. La familia y los amigos querrán ayudarle de la manera que puedan, tal como lo haría usted si la situación fuera invertida. Concéntrese en su salud y en mantenerse bien y permita que otros hagan las cosas por usted. 
Si necesita ayuda financiera o colaboración para adquirir algún elemento necesario para facilitarle la vida, las organizaciones sin fines de lucro son un gran lugar donde comenzar a hacer averiguaciones. 
8- No deje que los sentimientos negativos le depriman
Sentirse enojado, frustrado, triste o decepcionado, son reacciones absolutamente normales en una enfermedad crónica, pero tendrá que trabajar sobre estos sentimientos y dejarlos a un costado. Enfoque su energía en estar bien y sea positivo acerca de su tratamiento.
9- Sea adaptable
Es probable que usted no pueda vivir su vida exactamente como lo hacía antes. Dependiendo de la gravedad y el tipo de enfermedad crónica que tenga, puede resultar que simplemente no pueda hacer tanto como solía hacer. Sea más selectivo con su calendario, para que tenga más energía y entusiasmo para disfrutar de cada actividad y evento. 
Trate de abandonar malos hábitos de vida que podrían empeorar su enfermedad crónica y en su lugar trate de adoptar nuevos hábitos buenos y más saludables. 
Aprenda que está bien decirle que no a la gente, su salud está primero y los demás deberían ser capaces de aceptar esto.
10- La risa
La risa es una gran medicina. No curará su enfermedad crónica, pero hará que vivir la vida con ella sea más divertido, aceptable y llevadero. Haga las cosas que le gustan y que le dan placer, pase tiempo con personas que lo hacen feliz y tome alegría de dondequiera que pueda encontrarla.

Deja un comentario