8 afecciones de la Fibromialgia que probablemente desconocías, ¿cuáles son?

Músculos doloridos, puntos desencadenantes y fatiga debilitante, estos son los signos distintivos de la fibromialgia que cada enfermo conoce muy bien. Pero hay otros síntomas de la fibromialgia que frecuentemente no son reportados, aunque es tan importante conocerlos.

Dado que la fibromialgia puede interferir en cada rincón de su vida, es importante saber qué buscar, y cuándo investigar otros síntomas, también. Después de todo, el conocimiento es poder, y cuanto más sepa acerca de su fibromialgia, más poder tendrá sobre su condición crónica y, en última instancia, sobre su calidad de vida.
1. Es el trastorno de dolor crónico más común 
Cuando usted sufre de fibromialgia, puede sentir que está solo, pero en realidad hay millones de personas que saben exactamente por lo que está pasando. 
Se estima que más de 5 millones de estadounidenses sufren de fibromialgia, y el 80% de los pacientes son mujeres. 
Sin embargo, dado que la fibromialgia es una enfermedad misteriosa que a menudo es difícil de diagnosticar, probablemente hay muchas más personas que viven con el trastorno del dolor crónico sin saberlo, y desafortunadamente, puede tomar mucho tiempo para llegar al diagnóstico. 
Afortunadamente, la frecuencia de los casos de fibromialgia significa que está muy presente en el radar médico, esperamos más conclusiones sobre las causas, y los avances en el tratamiento.

2. El malestar digestivo puede ser una señal de alerta temprana
Usted puede haber notado que los problemas de estómago aparecieron cuando sus síntomas de fibromialgia se extendieron, y ésa no es ninguna coincidencia. 
El SII afecta a alrededor del 70% de los pacientes, y a menudo precede al diagnóstico de fibromialgia. 
Las dos sintomatologías pueden tener una causa común, ya que las exploraciones cerebrales han demostrado que ambos grupos de pacientes tienen respuestas más intensas al dolor, pero es probable que se necesite un enfoque de tratamiento específico para cada una. 
Concéntrese en relajar su tracto digestivo eliminando los alimentos notoriamente irritantes (la cafeína, cebolla, ajo, 
ají, cítricos, y las verduras crucíferas), y agregando los medicamentos o suplementos naturales, que le indique su gastroenterólogo, que no interferirán con su tratamiento para la fibromialgia.

3. Todos los sentidos se incrementan de manera incómoda
La fibromialgia sensibiliza al dolor en tus músculos, pero también puedes sentir otras molestias más intensamente. 
La alodinia se refiere a una mayor sensibilidad al tacto, y puede hacerte retroceder dolorosamente por un simple apretón de manos, o una ligera palmadita en la espalda. 
Los cambios en ciertos neurotransmisores y el daño de los nervios, son los culpables de esto, pero la alodinia puede empeorar con la mala calidad del sueño. 
Un problema relacionado es la sensibilidad a la luz, y al olfato, especialmente los perfumes fuertes, o que nos desagradan, la fibromialgia hace que se dificulte para su mente, clasificar toda la información sensorial que está constantemente pululando por su cuerpo, y que puede afectar hasta cierto punto a cada sentido.

4. La sudoración excesiva es frecuente
El dolor puede irradiar a través de su cuerpo de varias maneras, dejando a algunos pacientes con fibromialgia con sensación de calor y fiebre. 
La sudoración intensa de los pacientes puede ser atribuida a una disfunción en la glándula del hipotálamo, en el cerebro, que controla una serie de funciones automáticas de su cuerpo. 
Afortunadamente, hay maneras de enfriar esta respuesta de su cerebro, incluyendo ciertas medicaciones y algunos cambios creativos en el estilo de vida. 
La sudoración puede ser particularmente perjudicial cuando se trata de dormir, por lo que es posible que le sea útil un antitranspirante en las manos y los pies, antes de ir a la cama, o en casos graves, las inyecciones de Botox en áreas problemáticas puede ser un gran alivio. 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario