La Fibromialgia y la fe religiosa.

Este artículo puede no aplicar a algunas personas, pero sería negligente no escribir respecto a como la fe afecta la vida con fibromialgia. 

La fe realmente afecta cada área de la vida y siempre lo ha hecho. 
Si este tema le molesta, no dude en saltearse este post.
Muchas personas están enfermas de varias cosas, incluyendo fibromialgia quizás no diagnosticada durante muchos años.
Algunos crecieron en hogares abusivos donde nunca les demostraron amor o no les dicen a sus hijos que los aman. Algunas personas crecen como creyentes y otras se convierten en creyentes en la adolescencia o adultez. Allí se asombran al notar que son amados por los demás creyentes. No importa todo lo que hayan pasado, normalmente la fe se transforma en su roca. 
La fibromialgia, como todas las enfermedades, es difícil de vivir. Es diaria e impredecible. Por eso, apoyarse en la fe trae cierta comodidad y previsibilidad.
Saben que sea como sea su día, sin importar cual sea su fe, la creencia y confianza le darán un propósito a su vida. Le entregan su sufrimiento, expectativas, limitaciones, deseos y sueños a la creencia en un ser supremo y el sometimiento a su voluntad divina. De esta manera consiguen la alegría, paz y satisfacción que no experimentarían de otra manera.
Hay quienes pueden decirle que le falta fe, que por eso todavía no se ha  curado. La respuesta es: Mi confianza se manifiesta por encima de la necesidad de poseer evidencias que demuestren la verdad. La fe da compasión para cuidar y ayudar a otros que también sufren de fibromialgia. Resulta en alegría y en un privilegio poder hacerlo. 
Ciertamente no estamos para juzgar o decidir lo que otros deben creer. El corazón de los creyentes alcanza a todos los que sufren. 
La frustración, tristeza y enojo por estar enfermo y haber perdido la capacidad de hacer las cosas que solía disfrutar continuará, pero de una manera más tolerable. Pero en general la vida se define por la confianza.
Cuando las cosas realmente se ponen difíciles, una buena música de adoración hace mucho para traer paz y acercarlo aún más a su fe. Si usted percibe esto en el corazón de un creyente comprenderá como es que puede aceptar la fibromialgia. 
Creer en la curación es importante, pero también lo es estar bien si eso no sucede en esta vida. Si usted no está de acuerdo, eso está totalmente bien. Esta es sólo otra forma de compartir cómo una persona creyente trata con su fibromialgia, dentro del contexto de la fe.

Deja un comentario