Fibromialgia. La alimentación equilibrada puede ayudarnos.

¿Comer bien nos puede ayudar?

Una buena dieta no curará sus síntomas, pero puede tener un rol importante en sus niveles de dolor y su capacidad para enfrentarlo.
Dieta Diaria
Cuando se trata de fibromialgia casi todo se logra mediante prueba y error.
Llevar un diario de nuestra dieta requerirá de un poco de esfuerzo, pero es casi seguro que le enseñará algo que no sabía. Al documentar todo lo que come y bebe y también escribir el nivel de sus síntomas y las crisis que se producen, es probable que empiece a ver indicadores que pueden relacionarse con la alimentación.
También podrá descubrir intolerancias alimentarias que puedan existir, por ejemplo a productos lácteos, gluten, etc.
Cuerpo sano, mente sana
Muchos enfermos de fibromialgia notan que sus síntomas empeoran cuando están estresados, ansiosos y deprimidos, por lo que es importante cuidar de su salud mental, así como su salud física.
La dieta puede afectar en gran medida su estado de ánimo, que a su vez afecta su comportamiento y estilo de vida. El cerebro necesita un aporte de nutrientes para activar los distintos neurotransmisores. Algunos de los neurotransmisores más conocidos son la melatonina y la serotonina. La melatonina, conocida como la hormona del sueño re sincroniza el ritmo circadiano sueño-vigilia.

En cambio, la serotonina es un neurotransmisor que está relacionado con las emociones, la depresión o el hambre. Tanto la serotonina como la melatonina se sintetizan a partir de un aminoácido llamado triptófano.

Cuando su dolor físico se incrementa, su dieta en gran medida se verá afectada. Evite el consumo de una gran cantidad de cafeína por la tarde-noche para poder dormir bien y evite los edulcorantes artificiales.

Manténgase hidratado
Nos han hablado durante años acerca de las razones para mantenerse hidratado, ¿sabía usted que la deshidratación (falta de líquidos) provoca dolor de espalda y fatiga, así como dolores de cabeza y niebla del cerebro?
No hay reglas estrictas sobre qué comer y qué no comer y su diario de la dieta le ayudará a identificar sus propios alimentos buenos.
Pero, los consejos generales de los profesionales médicos incluyen:
Evite la comida chatarra, sobre todo si usted sufre de síndrome del intestino irritable como parte de su fibromialgia. Reduzca el consumo de sal y azúcar, ya que pueden causar tensión muscular y fatiga.
Coma más pescado, especialmente salmón, ya que contiene Omega 3, un ácido graso que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos y el adecuado funcionamiento del cerebro.
Cuando tenga tiempo y paciencia, utilice su diario de la dieta para repasar su rutina de alimentos, y empezar a buscar indicadores. Reduzca su consumo de los alimentos que desea evitar y empiece a aumentar el consumo de alimentos saludables y agua. Lo que funcione para usted puede no funcionar para otra persona, pero con la cantidad de diferentes alimentos y bebidas que consumimos todos los días, no es de extrañar que algunos de ellos afecten la forma en que nos sentimos.

Deja un comentario