Averigua la relación entre la Fibromialgia y síndrome del intestino irritable.

La investigación ha demostrado que hasta un 60% de los pacientes con Síndrome de Intestino Irritable también tiene Fibromialgia y que hasta el 70% de las personas con Fibromialgia, experimentan síntomas de SII.

Estudios han revelado que los familiares de las personas con Fibromialgia tienden a ser más sensibles al dolor y más propensos a tener trastornos de dolor, el SII, trastorno temporomandibular y dolores de cabeza.
Los pacientes con las dos condiciones sufren de síntomas 38% más severos, que los que tienen sólo una de estas enfermedades. El SII tiende a recrudecer el dolor y la fatiga de la Fibromialgia.
El síndrome del intestino irritable (SII) es un problema afecta al intestino grueso.
Los signos y los síntomas incluyen:
  • cólicos,
  • dolor abdominal,
  • hinchazón abdominal,
  • gases y
  • diarrea o estreñimiento (o ambos).
¿Existe una relación entre ambas afecciones?
Las afecciones digestivas que se asociaron con mayor frecuencia a la fibromialgia son la dispepsia funcional, el síndrome de colon irritable y la enfermedad por reflujo gastroesofágico. El dolor abdominal es el síntoma más frecuente.
* La mayoría de las personas con síndrome del intestino irritable y con fibromialgia experimentan signos y síntomas peores o más frecuentes durante períodos de mayor estrés.
* Al igual que la Fibromialgia, el síndrome del intestino irritable es más común entre las mujeres. La terapia con estrógenos antes o después de la menopausia también es un factor de riesgo para dicha condición.
* Como la Fibromialgia, el SII se considera un trastorno funcional pues a la fecha no se han encontrado las causas específicas para desarrollarlo. Los antecedentes de abuso sexual, físico o emocional también podrían ser un factor de riesgo.
* Investigaciones recientes han encontrado que el SII puede ser causado por cambios en el perfil de las citocinas a nivel de la pared intestinal pueden promover cambios en la secreción, permeabilidad, motilidad y sensibilidad viscerales, que pueden ocasionar los síntomas del SII, particularmente el tipo con predominio de diarrea y dolor abdominal, igual como ocurre con la Fibromialgia dado que el dolor generalizado, parece ser debido a la liberación de citoquinas y otras moléculas proinflamatorias.
Sería excelente hacer frente a las dos condiciones a la vez, pero es más eficiente y conveniente comenzar con un tratamiento del dolor de la Fibromialgia y después ser tratado por un gastroenterólogo por el síndrome del intestino irritable.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario