10 beneficios de tener un perro de asistencia/terapia para los que sufrimos de Fibromialgia

Los perros de asistencia son típicamente considerados como compañeros necesarios para los discapacitados visuales, pero los perros de asistencia y terapia, pueden ser una solución práctica para personas con una variedad de enfermedades crónicas, incluyendo fibromialgia.

Además de ser un amigo de confianza, el perro de asistencia puede ampliar las habilidades motoras de los propietarios, otorgarles una nueva independencia, y permitirles obtener más de la vida. 
Asistencia de la silla de ruedas
Los perros de servicio pueden ser entrenados para tirar de las sillas de ruedas, para ayudar a subir en las rampas y en las aceras. También pueden ayudar a su propietario a sentarse y salir de la silla de ruedas.
Alivio de la ansiedad
Tener una enfermedad crónica puede causar muchos problemas emocionales y de salud mental. La naturaleza calmante de los perros de asistencia y terapia, puede ayudar a aliviar la ansiedad, acariciar a los perros ayuda a liberar endorfinas y reducir el estrés.
Recuperar elementos
Estos perros pueden ayudar a los pacientes con enfermedades crónicas, recolectando artículos que se han caído y trayendo elementos de otras habitaciones, un servicio vital para alguien a quién puede resultarle difícil y doloroso buscar algo o juntar cosas.
Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca
Hay pruebas de que acariciar a un perro y sentarse junto a él, normaliza la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Los efectos calmantes de su calor corporal también pueden ayudar con el alivio del dolor.
Equilibrio Mejorado
Caminar con un perro de asistencia puede ayudar a las personas con enfermedades crónicas que tienen problemas con el equilibrio. Los perros también pueden ayudar a sus propietarios para evitar caídas.
Una buena distracción
Cuidar de un perro de asistencia le da al paciente algo en qué enfocarse fuera de su enfermedad. Puede ayudar a los pacientes a desarrollar rutinas positivas, y obligarlos a levantarse y salir.
Ejercicio
Los perros de asistencia, como todos los perros, necesitan ejercicio, por lo que el hecho de tenerlo, alienta a los propietarios a hacer algo de ejercicio cada día al sacarlo a dar un paseo o jugar con él.
Atraer la atención
Si necesita ayuda pero no puede pedirla usted mismo, su perro de asistencia será capaz de ladrar en voz alta, para atraer la atención de los transeúntes o vecinos.
Promover la comunicación
Los perros son conocidos por ayudar a promover la comunicación y la conversación rápida con los extraños cuando se está afuera con él.
Ayudar en la casa
Los perros de terapia pueden ayudar en la casa con tareas simples, buscar la medicación, abriendo y cerrando puertas y encendiendo y apagando las luces.

De: Infobae.com

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario