La ansiedad en la Fibromialgia. Estudios encuentran una manera de controlarla.

Se analizó estudios relacionados a los efectos del ejercicio sobre la ansiedad en pacientes con fibromialgia y se comprobó que el entrenamiento físico puede ayudar a que la ansiedad disminuya. 

Se comprobó que los programas de entrenamiento más prolongados, redujeron mejor la ansiedad.
Los estudios involucraron pacientes con fibromialgia con una edad media de 47,6 años, la mayoría mujeres. Los efectos sobre la ansiedad se midieron antes, durante y después del entrenamiento. 
La mayoría de los estudios utilizaron la subescala de ansiedad y el Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia.
El entrenamiento físico consistió en un promedio de tres sesiones por semana de 46 minutos por sesión. 
Los pacientes que tenían entrenamientos de ejercicio cortos vieron una mejora leve en sus síntomas de ansiedad, las disminuciones mayores fueron notadas en los pacientes que siguieron programas de entrenamiento más largos. Se ha demostrado que el ejercicio tiene efectos beneficiosos sobre el dolor, la fatiga y la función física en los pacientes con fibromialgia.
Los efectos del ejercicio son comparables con los efectos obtenidos con los medicamentos. El entrenamiento físico es seguro y bien tolerado por la mayoría de los pacientes de fibromialgia
Actualmente hay pruebas valederas respecto al ejercicio como un beneficio de bajo riesgo que ayuda a los síntomas de ansiedad, tan común entre los pacientes con fibromialgia.
Los estudios se centraron en la ansiedad en la fibromialgia y se ha comprobado que la reducción de la ansiedad ocurre independientemente de si los síntomas dolorosos mejoran, proporcionando así incentivo adicional a los pacientes para iniciar y/o mantener la actividad física.

Artículo publicado: ‘The effects of exercise training on anxiety in fibromyalgia patients: a meta-analysis’

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario