Fibromialgia, menos dolor y más salud. ¿Qué nos puede ayudar a lograrlo?


¿Quiere comer de forma saludable, tener menos dolor y mantenerse bien a pesar de la Fibromialgia? 

Comenzando por otros cambios del estilo de vida, como no fumar y la actividad física y a medida que se aumenta el consumo diario de frutas y verduras sin almidón, los riesgos de aumento de peso disminuyen.
Pero el consumo de verduras con almidón (como las papas, el maíz y los guisantes) se vinculó con el aumento de peso. La importancia de la comida para la prevención de la obesidad, un factor de riesgo importante de la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares, dolores, cansancio, los cánceres y muchas afecciones más. Según un equipo dirigido por Mónica Bertoia, de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Hospital Brigham and Women’s, en Boston.
La diferencia entre las verduras con almidón y sin almidón tiene que ver con algo que se conoce como la ‘carga glucémica’. Se cree que los alimentos con una carga glucémica baja producen menos aumento en la glucosa en sangre, lo que puede reducir el hambre y en potencia disminuir el consumo calórico total durante el transcurso del día.
Entre las verduras que se considera que tienen una carga glucémica baja están el brócoli, coliflor, col, coles de bruselas, berza, acelga, espinaca, lechuga romana, tofu, soja y pimientos. Las verduras con una carga glucémica alta como las papas, batatas y el maíz, ricos en almidón, son menos saludables y provocan aumento de peso.
La fibra también es importante. Las verduras ricas en fibra también se relacionaron con un mejor control del peso y un buen funcionamiento intestinal.
En cuanto a la fruta y verduras, las bayas como la uva, el tomate, naranja, limón, el caqui, la berenjena, la guayaba y el pimiento, con una carga glucémica baja parecen tener el mayor impacto para no subir de peso. Comer muchas frutas y verduras siempre es buena idea.
Los alimentos ricos en fibra, ayudan a controlar el hambre y a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, dos elementos que pueden ayudar a facilitar la pérdida de peso y también el mantenimiento de un peso saludable.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario