Fibromialgia, las mejores maneras de acercarte a tus allegados.

5 cosas que NO debes hacer o decir aunque tengas fibromialgia u otra enfermedad crónica porque a nuestro entorno le desagradan…

1. Quejarte de todo.
Es común que esto suceda porque te sientes disconforme con tu enfermedad/es o por otras circunstancias comprensibles, el problema está cuando se vuelve costumbre y parte de tu día a día. De ser así, todo tendrá un lado negativo que reflejará tu pesimismo.
Estudios afirman que la manera en que percibimos nuestro entorno puede afectar la salud, un estudio confirma que los más optimistas viven en promedio siete años más que los pesimistas.
Lo anterior se puede comprender por el hecho de que los pesimistas son más propensos a desarrollar ciertas enfermedades como la depresión.

2. Hablar mal de otros.
Este tipo de comportamiento ‘tóxico’ también es una costumbre desagradable porque atenta contra el bienestar o reputación de los demás.
Cuando haces críticas destructivas reflejas un estado de infelicidad y tendencias depresivas.
Hablar mal de otros muestra ‘un alto grado de narcisismoconducta antisocial’. Además ‘es una manifestación de ser emocionalmente inestables, con una personalidad negativa’.
3. Prometer y no cumplir.
Ante la presión, es muy fácil hacer promesas y luego no cumplirlas.
Es importante evaluar los verdaderos alcances de lo que prometemos para no cambiar de opinión y para que tu sí signifique un sí. Incluso ésta es una manera de mentir, lo cual trae consecuencias negativas para la salud.
Una investigación confirma que no decir la verdad genera problemas como estrés, tristeza, dolor de cabeza y dolores de garganta.

4. Ser impuntual.
Además de considerarse una absoluta falta de respeto, también es una falta de consideración hacia los demás. Ésta es una costumbre que se ha vuelto común porque siempre hay un buen pretexto para llegar tarde.
Aunque puede haber circunstancias ajenas a nosotros, lo que la impuntualidad revela es una total falta de autocontrol.Incluso, afirman que quienes adoptan la costumbre de ser impuntuales son más propensos a desarrollar hábitos como comer y beber excesivamente, así como falta de concentración.

5. Justificarte de todo.
El famoso ‘es que’ es una de las conductas que más molestan, ya que las justificaciones son una manera de obtener algún beneficio y de no asumir responsabilidades.
Los pretextos generan tensión, incomodidad y angustia, que con el tiempo perjudican el desarrollo emocional.

Deja un comentario