Síntomas de la Fibromialgia. Averigua que los desencadena y qué puedes hacer.

Hay algunas cosas que pueden desencadenar o empeorar sus síntomas de fibromialgia. 
Estas pueden ser:
*  Ansiedad
*  Cambios en el clima, frío o humedad
*  Depresión
*  Fatiga
*  Los cambios hormonales, como el SPM
*  Infecciones
*  Falta de sueño o sueño no reparador
*  Estrés emocional
*  Agotamiento físico
*  Vida sedentaria
Puntos sensibles.
El dolor generalizado es el resultado de lo que se llama activación de ‘puntos sensibles’ (son puntos de sensación dolorosa a la presión, están distribuidos en casi todo el cuerpo). 
Presionar un punto gatillo causa muchísimo dolor y también dispara el dolor hacia otras regiones del cuerpo (dolor referido). Se ha demostrado que alrededor del 90% de los puntos sensibles también son puntos gatillo miofasciales (El punto gatillo se asocia generalmente con una zona hipersensible a la palpación, localizando en dicha zona una banda tensa del músculo)Este conocimiento es bueno, porque saber la ubicación de los puntos gatillo, nos ayudará a determinar mejor cómo tratar el dolor.

Tratamientos y Remedios 
Hay tratamientos para aliviar puntos gatillo miofasciales y la investigación muestra que aliviar el dolor de sólo un punto de activación, puede tener un efecto significativo en la reducción del dolor en todo el cuerpo. Es sumamente útil el masaje, que consiste en trabajar los puntos gatillo para intentar conseguir que los músculos se relajen. El masajista manipula los músculos y tejidos blandos del cuerpo para ayudar a aliviar el dolor, la tensión muscular, los espasmos y el estrés. 
También resultan útiles los masajes  de estimulación eléctrica (La electro estimulación con electrodos reafirma, tonifica y rehabilita los músculos, evitando la flaccidez de brazos, muslos, glúteos y piernas). 
También los ejercicios de bajo impacto con bandas de estiramiento, bicicleta fija y pesas livianas demostraron ser beneficiosos para resolver el dolor de estos puntos gatillo y los músculos tensos.
Otros tratamientos
Algunos tratamientos para los puntos gatillo son convencionales, mientras que otros son terapias alternativas. El tratamiento para la fibromialgia y los puntos sensibles involucra una mezcla de medicamentos, manejo diario del estrés, ejercicio, descanso y actividades acuáticas llamadas hidroterapia (la hidroterapia o terapia acuática, es un método terapéutico donde se utilizan las propiedades del agua para el proceso de rehabilitación). La terapia acuática o hidroterapia es un tipo de tratamiento que utiliza el agua para relajar y fortalecer las articulaciones, aliviar dolores y promover el movimiento corporal.

Los efectos se consiguen por los estímulos térmicos que se generan en el medio acuático como los cambios de temperatura (frío y calor), el uso de preparaciones que se incorporan en el agua y la presión mecánica en cada una de las extremidades.

Remedios caseros para el dolor de los puntos sensibles 
Intente poner calor húmedo en sus músculos dos veces al día, para aliviar el dolor muscular profundo y la rigidez. Puede usar una almohadilla de calefacción húmeda o las bolsas de semillas que se calientan en el microondas y dan un calor ‘acogedor’. Lo que sea que alivie la tensión muscular, como una ducha caliente, o relajarse en un jacuzzi reducirá el impacto de los puntos gatillo. Los puntos desencadenantes causan un rango restringido de movimiento (tensión muscular) e irradian dolor a otras áreas del cuerpo.
Asegúrese de tomarse un tiempo cada día para descansar y relajarse. Evite hacer demasiadas cosas que puedan desgastarlo físicamente. También puede intentar ejercicios de relajación y ejercicios de respiración profunda. 
Es primordial ir a la cama a la misma hora cada noche. Permita que su cuerpo descanse y se reparare. Haga ejercicio regularmente. 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario