Síntomas del Trastorno bipolar, ¿puede ocurrir junto a la Fibromialgia?

 

Qué es el Trastorno Bipolar:

Es una afección mental por la cual la persona enferma tiene cambios extremos en el estado de ánimo. Tiene períodos de tristeza y depresión que pueden alternar con períodos de excitación y actividad intensa, o de sentirse malhumorado e irritable.
 
 
Causas

No se conoce la causa exacta del trastorno bipolar pero puede implicar varios factores, entre ellos:

Genética. El trastorno bipolar es más frecuente en personas que tienen un familiar, hermanos o padres, con esta enfermedad. Los investigadores están buscando genes que puedan intervenir en el origen del trastorno bipolar.

 

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno bipolar o que pueden actuar como desencadenantes del primer episodio son:

  • Tener un pariente consanguíneo (como padres o hermanos) con trastorno bipolar.
  • Períodos de mucho estrés, como la muerte de un ser querido u otras experiencias traumáticas.
  • Abuso de alcohol o de drogas.
 
Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco:
 
Parto.
Medicamentos como antidepresivos o esteroides.
Períodos de no poder dormir (insomnio).
Consumo de drogas psicoactivas.
 
Síntomas
La fase maníaca puede durar de días a meses.
Puede incluir los siguientes síntomas:
• Distraerse fácilmente.
Involucrarse excesivamente en las actividades.
Poca necesidad de dormir.
• Poca capacidad de discernimiento.
• Deficiencias en el control del temperamento.
Comportamientos imprudentes o peligrosos. 
falta de autocontrol,
beber alcohol en exceso,
consumir drogas,
tener relaciones sexuales con muchas parejas, 
hacer gastos exagerados sin medir las consecuencias.
Estado de ánimo muy irritable,
pensamientos apresurados,
• hablar mucho 
tener creencias falsas acerca de sí mismo o de sus habilidades.
 
El episodio depresivo puede incluir estos síntomas:
Tristeza o estado de ánimo muy bajo.
Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.
Problemas en la alimentación como inapetencia y pérdida de peso o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso.
Fatiga o desgano.
Sentimientos de minusvalía, desesperanza y/o culpa.
Pérdida de placer en actividades que antes disfrutaba.
Pérdida de la autoestima.
Pensamientos de muerte o suicidio.
Dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado.
Alejarse de los amigos o las actividades que alguna vez disfrutaba.
 
 
 
Las personas con trastorno bipolar están en alto riesgo de cometer suicidio.
Pueden consumir alcohol u otras sustancias en exceso. Esto puede empeorar los síntomas y el riesgo de suicidarse. Los episodios de depresión son más frecuentes que los de manía.

No todas las personas con trastorno bipolar tienen los mismos síntomas:

Los síntomas de depresión y manía pueden ocurrir juntos, lo cual se llama estado mixto. Los síntomas también pueden ocurrir inmediatamente uno después de otro, lo cual se denomina ciclo rápido.
 
 
Pruebas y exámenes
 
Para diagnosticar el trastorno bipolar, el médico puede realizar todas o algunas de las siguientes acciones:
Preguntar si otros miembros de la familia tienen trastorno bipolar. Consultar acerca de las variaciones del estado de ánimo recientes y por cuánto tiempo las ha tenido.
Llevar a cabo un examen completo y solicitar pruebas de laboratorio para buscar enfermedades que puedan estar causando los síntomas que se parezcan al trastorno bipolar. Hablar con los miembros de la familia respecto a los síntomas y la salud general. Cerciorarse sobre cualquier problema de salud que tenga y cualquier medicamento que tome. Observar el comportamiento y el estado de ánimo.
 
 
Fibromialgia y trastorno Bipolar (Investigación):

En la revisión bibliográfica del estudio de Sansone y el Documento de Consenso de la Sociedad Española de Reumatologia, se hace referencia a la asociación de la fibromialgia con trastorno límite de la personalidad. El 1% de los pacientes presentó síntomas de trastorno bipolar como comorbilidad asociada a la fibromialgia. En el resto de trabajos se describe a los pacientes como personas perfeccionistas, con una menor capacidad de afrontamiento, con rasgos de personalidad anómalos/desadaptativos, pero sin un trastorno de personalidad característico. Los rasgos límite y obsesivos fueron los más frecuentes, pero hasta la evaluación por psiquiatría no es posible afirmar que realmente sean los más prevalentes en este grupo de pacientes. 

Finalmente añadir la consideración de que, independientemente de si estos pacientes padecen un trastorno de personalidad, la detección individual de determinados rasgos de personalidad, ya tendría su importancia así como para la adecuación de un tratamiento, que en este momento es difícil y a menudo ineficaz. 

Concluir que los resultados obtenidos en este trabajo permiten una alta sospecha de existencia de rasgos de personalidad anómalos en las pacientes con fibromialgia, que justificaría una valoración psicológica más completa para confirmar la existencia de trastornos de personalidad establecidos. La detección de determinados rasgos de personalidad, sería útil en el tratamiento de los pacientes crónicos, que toman muchos medicamentos, tienen una mala percepción de su salud y escasa esperanza de mejoría. 

 

Conclusiones: 

Se presentan algunos resultados positivos para el trastorno bipolar en personas con fibromialgia.
Para el tratamiento de la fibromialgia se receta algunos de los siguientes medicamentos, duloxetina, milnaciprán, amitriptilina, ciclobenzaprina, pregabalina y gabapentina.  
Los pacientes con trastorno bipolar toman medicamentos antipsicóticos. De manera que si el médico sospecha que algún paciente con fibromialgia puede tener también trastorno bipolar debe ser examinados sistemáticamente antes de comenzar un tratamiento.

Deja un comentario