¿Cómo lidiar con el calor y cómo sobrevivir al frío con la Fibromialgia?

Cómo minimizar al máximo los efectos negativos del clima cambiante.

Consejos sobre cómo podemos manejar el calor durante los calurosos meses de verano y cómo lidiar con el clima frío durante los fríos meses de invierno.
Cómo lidiar con el calor
Permanezca adentro usando aire acondicionado o ventiladores, cuanto más sea posible.
Pero tenga cuidado de no bajar demasiado la temperatura de su hogar, ya que eso provocará un efecto desagradable mucho mayor cuando salga a la calle.
Planee las actividades al aire libre para la mañana antes de las 10 am., o a la tardecita después de las 4 pm.
Beba mucha agua asegúrese de llevar una botella con agua cuando salga. Beba menos cafeína y alcohol, ya que con el calor no son convenientes.
Coma comidas livianas use el horno y la cocina lo menos posible. Tomar vitamina C diariamente puede ayudar a que su cuerpo se adapte mejor al calor.
Tome duchas apenas tibias. Use ropa liviana y transpirable, por ejemplo de algodón.
Si se siente demasiado calor, aplique un paño húmedo frío, sobre sus muñecas o cuello. Estos son puntos de pulso y ayudarán a que su cuerpo se enfríe más rápido.
Cómo sobrevivir en el frío
Planee actividades al aire libre durante el mediodía y las primeras horas de la tarde, cuando la temperatura está más tibia.
Use ropa abrigada preferiblemente en capas, para poder sacarse prendas si va a algún lugar calefaccionado, cuando salga se volverá a ir colocando las capas de ropa. Y no olvide su gorro de lana, ya que la mayor parte del calor del cuerpo se escapa por la cabeza.
Mantenga los pies calientes, use calcetines y zapatos resistentes al agua.
Muévase por difícil que sea para nosotros hacer ejercicio, el movimiento ayuda a que el cuerpo se mantenga caliente. Pruebe con ejercicios suaves y de bajo impacto.
Mueva mucho los dedos de las manos y los pies cuando salga. Al igual que el ejercicio, el movimiento ayuda a mantenerse caliente.
Tome duchas calientes, sin excederse con la temperatura. Por muy tentador que sea tomar una larga ducha de agua caliente, sería un gran cambio de temperaturas para su cuerpo cuando salga de la ducha.
Coma grasas saludables, frutos secos, sopas, alimentos calóricos, y beba café o té caliente, esto ayudará a mantener la temperatura de su cuerpo. Use una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o una manta térmica para calentarse.
En conclusión:
Puede que no haya pruebas científicas de por qué nos sentimos diferentes cuando cambia el clima, pero conocemos nuestro propio cuerpo y sabemos qué nos afecta. 
Lo mejor que podemos hacer es aprender a lidiar con estos cambios, lo mejor que podamos.

A medida que se acercan los meses de invierno, ¡preparémonos para estar tan calientes como podamos! Use el calentador (calefactor, estufa) de su casa, o mantenga calentadores pequeños en las habitaciones que más utiliza, para mantener la temperatura uniforme. 

 

Deja un comentario