Conoce el motivo de alteraciones en el olfato en los pacientes de Fibromialgia.

Los pacientes con fibromialgia han informado alteraciones de la función olfativa, como identificación, umbral y discriminación de olores. Un estudio encontró un volumen reducido del bulbo olfatorio, una estructura clave en la forma en que percibimos y distinguimos los olores.
 
La percepción olfativa, que incluye la capacidad de identificar y distinguir los diferentes tipos de olores es una característica que muchas veces se informa que está alterada en pacientes con fibromialgia.
El bulbo olfatorio es la primera estructura involucrada en nuestra percepción de los olores. Está compuesto por dos tipos de células nerviosas que reciben información de las células en la cavidad nasal (La cavidad nasal es la primera parte del sistema respiratorio por donde entra el aire para comenzar el proceso de la respiración). Pero, aunque las funciones olfatorias informadas por los pacientes se han estudiado con pruebas, el tamaño del bulbo olfatorio no se han estudiado en pacientes con fibromialgia. Se sabe que el volumen del bulbo olfatorio también se reduce en otras enfermedades incluidas la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la esquizofrenia y la depresión. 

Algunos de estos pacientes también experimentan anomalías olfativas.

Para determinar el volumen del bulbo olfatorio en un grupo de pacientes con fibromialgia los investigadores utilizaron la resonancia magnética (RM). En total, el estudio incluyó a 62 mujeres participantes, 30 con fibromialgia y 32 controles sanos, con edades promedio entre 44 y 41 años, respectivamente.
Los análisis de la resonancia magnética mostraron que los bulbos olfatorios de los pacientes con fibromialgia tenían un tamaño reducido, en comparación con los controles sanos. La media del volumen total del bulbo olfatorio (el volumen de ambos, derecha e izquierda) fue de 146.6 mm3 en el grupo de fibromialgia y de 186.5 mm3 en el grupo de control sano, una diferencia de 1.2 relación.
El equipo sugirió que la disminución detectada en pacientes con fibromialgia, es el resultado potencial de alteraciones en las estructuras neuronales en el cerebro de los pacientes, evidencia que puede respaldar la noción de que la fibromialgia es un trastorno neurológico.
En general, el equipo concluyó que los pacientes con fibromialgia corren el riesgo de tener volúmenes reducidos de bulbos olfatorios.
Los pacientes con fibromialgia corren el riesgo de una disminución del volumen del bulbo olfatorio, pero la mayoría de los pacientes con fibromialgia refieren una agudeza olfativa mejorada.
Esta situación debe tenerse en cuenta para un manejo adecuado y razonable de esta difícil condición.


El estudio: ‘Decreased volume of the olfactory bulb in patients with fibromyalgia syndrome’

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario