Disfruta de las Fiestas de Fin de año a pesar de la Fibromialgia

Los mejores consejos para las Fiestas de Fin de Año con fibromialgia
La Fibromialgia no es algo bueno en ningún momento, pero es

especialmente frustrante en la época de Fiestas.

El estrés de las fiestas de puede provocar crisis graves, y como si esto

fuera poco, están los alimentos tentadores que agravan la fibro y que

nos están diciendo «comeme» desde la mesa y las góndolas de los

supermercados.

Ya sea que viaje a ver a la familia fuera de la ciudad o sea la anfitriona

del evento, es necesario planificar las cosas para que el estrés y la fatiga

se reduzcan al mínimo.



Planear, hace más fáciles las fiestas
El cocinar para una gran multitud lo puede  hacer cualquier otra

persona, especialmente si usted sufre de fibromialgia.


Siga estos consejos para hacer que ésta época sea más 


agradable para usted:
En primer lugar, vea si alguien más puede hacerse cargo de la comida

de los días festivos.

Si no es así, trate de comprar la comida completa de las fiestas en un

comercio de alimentos o en el supermercado.

Puede ser muy accesible, especialmente comprando para varias

personas, dependiendo del número de invitados que tenga.

Hable con los miembros de la familia para lleven los platos preparados,

un plato cada uno.

O si se lo puede permitir, es posible considerar la contratación de una

empresa de catering para que le preparen la comida de las fiestas, y

recibirla en su casa.

Si va a cocinar usted misma, distribuya la preparación de los alimentos

y cocine por partes durante unos días, así no tiene que hacerlo todo a la

vez…

Esto puede ser más factible para su salud y también puede tomar

descansos cuando sea necesario.


No se olvide de pedir ayuda si la necesita. 
Si no puede hacer frente a las tareas del hogar, contrate a una persona

que le ayude.

Si esto no es factible por razones económicas, la familia puede vivir con

un poco de polvo!

Asignar tareas de limpieza a varios miembros de la familia para que

ayuden y no quede todo hecho un desastre.

Vístase cómodamente de acuerdo a la temperatura ambiente, no pase ni

demasiado calor ni demasiado frío.

Vestirse en capas le ayudará a mantenerse cómoda, se puede ir sacando

prendas si fuera necesario.

No se sienta culpable si usted necesita cada cierto tiempo alejarse a una

zona tranquila de la casa para relajarse.

Reduzca el trabajo, por ejemplo, comprando la cobertura del pastel ya

preparada.

Otros trucos para ahorrar tiempo y energía incluyen la compra de salsas

pre-hechas o la masa del pan congelada, para luego hornearla.

Si hay alguien que piensa que algo tiene que ser hecho de una manera

determinada y usted no está a la altura, ¡que esa persona se haga

responsable de todo!

Use platos y vasos o copas descartables, esto puede no caerle bien a

algunas personas, pero es una gran manera de mantener la limpieza con

mucho menos esfuerzo.

 
Viajar para las Fiestas
Viajar para ver a la familia puede ser de tanto estrés como el que provoca

organizar las Fiestas, con el tráfico en las carreteras y apurados para

llegar a su destino.

Aquí están algunas ideas para los viajes de vacaciones:
  • Llamar con antelación y avisar a su anfitrión que necesitará un descanso una vez que llegue a su casa. Ellos necesitan saber que usted no será capaz de entrar y ponerse a ayudar en el momento que llegue allí.
  • Lleve los medicamentos y suplementos adicionales con usted y téngalos a mano. Esto es útil en caso de que terminen quedándose más tiempo de lo previsto.
  • Si va a viajar un largo camino trate de descansar el día anterior. Lo mejor es tener al menos un día de descanso antes de las Fiestas.
  • Contribuya sin tener que hacer demasiado trabajo, ofreciéndose para llevar algún alimento central, ayudar económicamente para comprar los alimentos o postres para las Fiestas.
De esta manera evitará acabar agotada, sabiendo que ha ayudado, pero,

de una manera alternativa.

Deja un comentario