Fibromialgia la mayoría de los pacientes tenemos problemas para dormir. ¿Qué podemos hacer?

Muchos pacientes de fibromialgia sufren trastornos del sueño. Un buen intento de evitar que ocurra esto tantas noches como sea posible, es seguir las pautas sugeridas por la National Sleep Foundation:
Una de las sugerencias es limitar las siestas diurnas a 30 minutos aunque lo mejor es no tomarlas. Una siesta de apenas 30 minutos es un desafío para quienes están acostumbrados a dormir más tiempo. El tipo y la cantidad de actividad que hagamos determina si necesitaremos esta siesta o no.
Evitemos los estimulantes como la cafeína y el alcohol cerca de la hora de acostarse para poder tener un buen descanso. Una copa de vino con la cena, regularmente no afecta la capacidad para conciliar el sueño. La Sleep Foundation advierte que demasiado alcohol cerca de la hora de acostarse, puede interrumpir el sueño en la segunda mitad de la noche, a medida que el cuerpo procesa el alcohol.
Haga ejercicio para promover el sueño de buena calidad. Tratemos de caminar todos los días que podamosEl ejercicio es más efectivo para dormir si se hace por la mañana que por la tarde.
Evite los alimentos que pueden ser perjudiciales justo antes de dormir. Por ejemplo las comidas ricas en grasas o las frituras.
Otro buen consejo es exponerse adecuadamente a la luz natural. Esto es particularmente importante para las personas que no pueden estar afuera con frecuencia o para aquellos que viven en lugares con menos días soleados.
Es importante practicar una rutina regular respecto a la hora de irse a dormir y la hora de levantarse. Ayuda al cuerpo a reconocer un hábito de sueño.
Asegúrese que el ambiente del dormitorio sea acogedor. Se recomienda una habitación fresca, sin exceso de calefacción, con una temperatura agradable. Una almohada cómoda es lo ideal, si se siente alta y tensa los músculos de los hombros inevitablemente nos despertaremos con rigidez en el cuello, lo que aumentará el malestar en la fibromialgia. 
También es práctico usar un cubre-ojos. Aunque no hay pruebas clínicas de que los párpados se vuelven más delgados a medida que envejecemos, cuanto mayores somos, más fácilmente nos despierta la luz.  .
El truco es conocer tu propio cuerpo, luego hacer lo que cada uno necesite para dormir bien por la noche.


Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario