¡Permanecer muchas horas sentado puede costarte la vida!

Si permaneces sentado seis o más horas diarias estarás perjudicando tu salud tanto como si fumaras un paquete de tabaco al día.
Es decir, tu vida se puede llegar a reducir 15 años.
Lo afirman numerosas publicaciones internacionales y trabajos de centros y universidades, analizan el fenómeno del sedentarismo tras la incorporación de las nuevas tecnologías en nuestra vida.
El fenómeno ya bautizado con el extranjerismo «sitting» (sentado), no ha dejado de estudiarse.

Las conclusiones no son muy halagüeñas:
No importa que practiques deporte durante una, dos, o tres horas después de tu jornada laboral, si durante la misma has estado sentado seis horas seguidas. El motivo, es el propio diseño del cuerpo humano que está creado para el movimiento.
Si a esas seis horas, le sumamos el tiempo que permaneces durmiendo, unas 7 u 8 hs., el movimiento queda relegado como algo secundario. Tenemos que tener en cuenta que no sólo es el trabajo el que nos tiene sentados, ‘sino el ocio, el transporte y las comidas’.

Lea Más: Movimiento

Con tanta inmovilidad, también es desnaturalizada la función orgánica del sóleo, el músculo de la pantorrilla responsable del retorno venoso de la sangre al corazón. 
Su inactividad tiene entre otras, las siguientes consecuencias:
Estar sentado muchas horas produce sobrepeso y obesidad, y también diabetes de tipo 2, asociada a las malos hábitos de vida. 
La actividad del páncreas se incrementa y nos hacemos más resistentes a la insulina. 
Se produce también un aumento de la presión arterial por la falta de actividad, un incremento del colesterol y por lo tanto, mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares. La inmovilidad favorece la retención de líquidos y los problemas circulatorios.
En cuanto a nuestro sistema músculo esquelético, se incrementan los dolores de espalda y cervicales, los dolores en la Fibromialgia, ‘así como del debilitamiento general del sistema óseo, que en personas mayores supone un mayor riesgo de fracturas de cadera y vértebras’.
¿Cómo luchar contra el «sitting»?
Mientras esperamos que los lugares de trabajo estén equipados con cintas para caminar o con salas de reuniones sin sillas, entre otras posibilidades, lo primordial es la concientización y lo segundo, la puesta en práctica de unos sencillos trucos que ayudarán a nuestro organismo.
Rotaciones en reposo
Es una de las recomendaciones universales y más fáciles de llevar a cabo. Cuando estés sentada, intenta incorporar cada hora sesiones de rotaciones con los tobillos. Son muy sencillas: basta con estirar ligeramente las piernas y hacer rotaciones con ambos tobillos a la vez, primero hacia fuera y luego hacia dentro. Así conseguirás activar el retorno venoso.

Pies de puntillas
Puedes hacer el ejercicio de poner los pies de puntillas, pero sentada, se recomienda hacerlo diez veces cada veinte minutos.

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.

De: abc.es

Deja un comentario