Ayudemos a nuestra Fibromialgia. Beneficios del CBD.

El cannabidiol (CBD) es un aceite derivado del cannabis. 

Un creciente cuerpo de investigación sugiere que el CBD puede ayudar a las personas con fibromialgia.

La fibromialgia es una condición caracterizada por dolor crónico. 

Los estudios sugieren que el CBD puede ayudar a aliviar el dolor, por lo que los investigadores están analizando sus efectos sobre los síntomas de la fibromialgia.

Aunque la evidencia actual aún es limitada, los datos sugieren que el cannabis puede tener un efecto positivo sobre la fibromialgia.

Además, aunque el CBD se muestra prometedor como remedio para esta afección, la investigación aún no ha demostrado que sea seguro y eficaz, hay muchos países donde no se ha aprobado el CBD para tratar la fibromialgia u otras formas de dolor. A pesar de esto, el CBD sigue siendo una opción popular. 

Veremos por qué el CBD puede aliviar el dolor de la fibromialgia. Sus usos más eficaces y algunos posibles efectos secundarios.

¿El CBD es lo mismo que el cannabis?

El CBD no es lo mismo que el cannabis.

El CBD es uno de los más de 100 cannabinoides que provienen de la planta de cannabis. 

Otro compuesto del cannabis, llamado tetrahidrocannabinol (THC), éste es responsable de producir un subidón. En la mayoría de los casos, el aceite de CBD en el mercado está hecho de un tipo de cannabis llamado cáñamo, que legalmente debe contener menos de 0.3% de THC.

El aceite de CBD concentrado podría ofrecer mayores beneficios con menos riesgos que el uso de cannabis medicinal.

¿Cómo actúa el CBD para la fibromialgia?

Los investigadores no encontraron de manera decisiva por qué el CBD parece reducir algunos síntomas de la fibromialgia, o por qué funciona para algunas personas y para otras no, pero actualmente se están probando algunas teorías al respecto. Los efectos analgésicos del CBD aparentemente se deben a sus efectos en el cerebro. 

Puede interrumpir las vías nerviosas que envían señales de dolor entre el cerebro y el resto del cuerpo.

El CBD y otros cannabinoides se adhieren a receptores especializados en el cerebro. Uno de estos receptores, llamado receptor CB2, juega un papel en el manejo del dolor y la inflamación.

Cuando el CBD ingresa al cuerpo, puede adherirse a los receptores CB2 o puede hacer que el cuerpo produzca cannabinoides naturales (endocannabinoides) que se adhieren a estos receptores. De esta manera reduce el dolor y la inflamación.

Un estudio sugiere que la falta de endocannabinoides puede ser la raíz de los dolores crónicos, incluidas la migraña y la fibromialgia.

El uso de CBD puede corregir esta deficiencia, lo que explica el éxito del producto para aliviar el dolor crónico.

La investigación aún es limitada, por lo que se necesitan más

estudios antes de que se pueda comprender completamente 
 
este proceso.
Imagen de:

Deja un comentario