Síntomas de la Fibromialgia, infórmate de 10 signos poco comunes que la mayoría ignora.

Los síntomas menos comunes de la Fibromialgia.
La mayoría de las personas que sufren de fibromialgia están familiarizadas con muchos de los síntomas conocidos de la enfermedad.

Es probable que si tiene fibromialgia sufra de la mayoría, o todos estos síntomas. Desgraciadamente la lista de síntomas no termina allí. Hay muchos problemas de salud que acompañan a la fibromialgia, como: trastornos mentales y físicos.
Cuál de estos síntomas poco comunes de la fibromialgia sufre?
¿Cómo enfrentarlos?
1. Dolor en el pecho 
El dolor costocondral es una sensación horrible, un dolor agudo que rodea el tórax que impide respirar correctamente, en mi caso me lo trató la reumatóloga con un medicamento anticonvulsivo que lo calma muy bien. Mi doctora lo asoció con la fibromialgia, siendo que hay puntos sensibles en el esternón.
Este dolor también puede no estar relacionado a la fibromialgia.
2. Piel Seca y comezón 
La piel seca y la picazón, es otro síntoma que algunos pacientes con fibromialgia experimentan. La piel de las piernas en épocas frías toma un aspecto escamoso debido a la sequedad, en las manos puede llegar a agrietarse causando dolor e incomodidad. Lo ideal es utilizar una crema para piel extra seca, tanto en el cuerpo como en las manos y guantes de goma para hacer las tareas de limpieza.
El prurito es un hormigueo peculiar o irritación incómoda de la piel que conlleva un deseo de rascar la parte afectada. Comúnmente se llama picor, picazón, escozor o comezón. Puede producirse por la liberación de sustancias (entre ellas, la histamina) por algunas células del sistema inmune. El mismo interpreta ciertos estímulos como una agresión y activa este sistema de alarma.
3. Hormigueo y entumecimiento 
El hormigueo y entumecimiento muscular también conocido como parestesia, ocurre comúnmente en las manos y los pies, lo causa mayormente la ansiedad y también el clima húmedo, lluvioso y con baja o demasiado alta presión barométrica. Se puede calmar con la inmersión de las partes afectadas en agua fría, colocándose algún gel frío y también colocando las piernas sobre una silla.
4. Sudoración excesiva 
La hiperhidrosis es la sudoración anormal y excesiva que no necesariamente está relacionada con el calor o el ejercicio. Puedes sudar tanto que se te empapa la ropa. Además de interrumpir las actividades diarias normales, este tipo de sudoración intensa puede ocasionar ansiedad social y vergüenza.
Las personas con fibromialgia parecen tener problemas con la homeostasis (Estado de equilibrio entre todos los sistemas del cuerpo necesarios para sobrevivir y funcionar correctamente) lo que impide al cuerpo regular la temperatura de forma adecuada.
La sudoración excesiva se presenta sin haber hecho algún esfuerzo o ejercicio. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas.
Puede tener un componente hereditario. Puede iniciarse en cualquier momento de la vida. Y puede deberse a trastornos de la glándula tiroidea o pituitaria, diabetes mellitus, tumores, menopausia o ciertos fármacos.

Deja un comentario