¿Cómo puede cuidar de sí mismo el paciente de Fibromialgia?

 
 

Convivir con la Fibromialgia. A pesar de la gran cantidad de opciones para tratar la fibromialgia, el cuidado personal de parte del paciente, es esencial para mejorar los síntomas, y la calidad de vida
Conjuntamente con el tratamiento médico, los hábitos saludables diarios, pueden disminuir el dolor, mejorar la calidad del sueño, disminuir la fatiga y ayudar a lidiar mejor con la fibromialgia.
 
 
Algunos consejos de cuidado personal.
•  Tómese un tiempo de relajación todos los días. Los ejercicios de respiración profunda y la meditación ayudan a reducir el estrés que pueden provocarnos los síntomas.
 
•  Siga un patrón regular de sueño. Acostarse y despertarse a la misma hora diariamente. Dormir lo suficiente le permite a su cuerpo recuperarse, tanto física como mentalmente.
 
  Evite las siestas y limite el consumo de cafeína por la tarde y la noche, puede impedirle dormirse e interrumpir el sueño durante la noche.
 
•  La nicotina es un estimulante, por ese motivo los pacientes de fibromialgia con problemas de sueño, deberían dejar de fumar.
 
•  Realice ejercicio regularmente. Es sustancial en el tratamiento de la fibromialgia. Aunque al comienzo puede ser algo dificultoso, el ejercicio regular reduce los síntomas del dolor y la fatiga.
Poco a poco llevemos a cabo algo de ejercicio cada día hasta lograr incorporarlo a nuestra rutina diaria. Podemos subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor, o estacionar más lejos del supermercado para caminar un poco. Después de un tiempo comenzaremos a realizar más actividad física. a
Agreguemos caminatas, natación, gimnasia aeróbica acuática y ejercicios de estiramiento. Lleva tiempo crear una rutina cómoda. Solo mantengámonos en movimiento, activos y sin rendirse.
 
 
•  Aprenda respecto a la fibromialgia.
El sitio web http://www.fibromialgiadolorinvisible.com es una gran fuente de información. Comparta todo lo que aprenda con familiares, amigos y compañeros de trabajo.
 
 
        •   Puntos a tener en cuenta
•  Mirar hacia adelante, no hacia atrás. Concéntrese en qué hacer para mejorar, no en cuál fue la causa de su enfermedad.
•  A medida que sus síntomas disminuyen con el tratamiento, comience a aumentar su actividad. Empiece a hacer las cosas que dejó de hacer por causa del dolor y otros síntomas.
•  Con el tratamiento multidisciplinario adecuado y el cuidado personal, puede mejorar y vivir una vida prácticamente normal.
 
 

Deja un comentario