Fibromialgia, ¿por qué molestan olores, ruidos, brillo, luces parpadeantes, clima?

Sensibilidad ambiental:

Algunos estudios sobre la actividad hormonal, metabólica y química cerebral en pacientes con fibromialgia detectaron ciertas anormalidades.

­La hipervigilancia es una de ellas. La hipótesis es que algunos factores o una combinación de factores, como la sensibilidad genética, las anormalidades biológicas, los trastornos crónicos del sueño o los traumas psicológicos causan hipervigilancia generalizada, un estado de incremento de la sensibilidad. Las personas con esta alteración son hipersensibles a los estímulos externos y quedan fijadas en una sensación constante de dolor.

Es frecuente en la fibromialgia hipersensibilidad a la luz, ruidos, olores y cambios del tiempo. En la fibromialgia el ‘control de volumen’ sensorial cursa con umbral de dolor más bajo, al igual que para otros estímulos como calor, ruido y olores fuertes, mostrando respuestas aumentadas a los estímulos percibidos.
En los pacientes con fibromialgia se ha observado aumento de los niveles de sustancia P. La sustancia P puede producir una inflamación neurógena y una serie de síntomas como alodinia, hiperalgesia y también un pequeño rasguño se pone rojo y forma ronchas elevadas parecidas a la urticaria. Estas marcas, en general, desaparecen en un lapso de 30 minutos.
Son comunes las reacciones similares a la alergia a una gran clase de sustancias, medicamentos, productos químicos, aditivos de los alimentos, contaminantes, etc., los pacientes pueden sufrir de una forma de rinitis no alérgica  con obstrucción o goteo nasal y dolor en los senos nasales, pero sin las reacciones inmunológicas que ocurren en las enfermedades alérgicas.
Se están llevando a cabo estudios sobre los síntomas que se notan en la nariz y las vías aéreas, así como sobre el dolor y la fatiga en pacientes de fibromialgia, también en la encefalomielitis miálgica, colon irritable, jaquecas y la cistitis intersticial.
Hay muchos datos prometedores pero aún se encuentran en investigación.
 
Párr. de: Clínica el Carmen, Mayo Clinic, reumatologiaclinica.org.

Deja un comentario