Descubre 6 afecciones relacionadas con la Fibromialgia que no aquejan a todos.

Una gran cantidad de problemas y síntomas pueden estar vinculados a la fibromialgia. 
Podemos experimentar algunos, así como otros no. Basta decir que esta condición es más que sólo dolor y fatiga. Si experimenta uno o más de los siguientes síntomas, puede conversarlo con su médico y ver qué terapias están disponibles para disminuir su gravedad.
Dolores de cabeza: 
Pueden ser cefalea en racimos, tensional o migraña. De cualquier manera, los dolores de cabeza son muy desagradables, y pueden ser debilitantes.
Enfermedades autoinmunes: 
Aunque la fibromialgia aún no se ha establecido como un trastorno autoinmune, está demostrado que es frecuente que se presente en personas diagnosticadas con enfermedades autoinmunes, como lupus o artritis reumatoide. 
Los investigadores sospechan que la afección puede deberse a un desequilibrio de la dopamina, una sustancia química del cerebro que envía mensajes para controlar el movimiento de los músculos.
A veces es hereditario, especialmente si comienza antes de los 40 años. Los investigadores han identificado sitios en los cromosomas donde pueden estar presentes los genes para este síndrome.
Afecta por la noche y se ha clasificado como un trastorno del sueño. Quienes lo sufren necesitan mover sus piernas para aliviarse, también las piernas se mueven involuntariamente al dormir, incluye incomodidad, sensación de fuego en los pies (aunque al tacto estén tibios), cosquilleos o pinchazos. Puede ser incómodo, molesto, muy irritante y frustrante.
Puede causar cólicos abdominales, distensión y cambios en los hábitos intestinales. Algunas personas con este trastorno tienen estreñimiento, otras tienen diarrea. Algunas pasan de un cuadro de estreñimiento a uno de diarrea.
Las causas pueden ser situaciones traumáticas o estresantes, como maltrato físico o abuso sexual, la muerte o la pérdida de un ser querido, una relación difícil o problemas económicos. Familiares consanguíneos que tienen antecedentes de depresión, trastorno bipolar, alcoholismo o suicidio.
Una deficiencia de serotonina y norepinefrina puede causarlos, así también como el dolor de la fibromialgia. Por eso los médicos prescriben antidepresivos para tratar la condición ya que ayudan con el dolor y a la vez mejoran el estado de ánimo. 
Esto es en parte debido a nuestro estilo de vida más sedentario, pero también los efectos secundarios de algunos medicamentos. Si hacemos un poco más de actividad física y ajustamos nuestras dietas, incluyendo más alimentos frescos, veremos algunas mejoras en esta área. 
La fibromialgia es una complicada recopilación de síntomas que nos mantienen con dolor y consultándole regularmente a nuestro médico. 
Párr. de: Mayo Clinic, Medline plus, FDA. 

Deja un comentario