La increíble historia de la Fibromialgia con el paso del tiempo…

El término fibromialgia, es relativamente reciente en la 
historia de la descripción de esta enfermedad.

* En 1750, el médico británico sir Richard Manningham en su publicación:

 ‘Síntomas, naturaleza, causas y cura de la febrícula o fiebre pequeña: comúnmente llamada fiebre nerviosa o histérica, la fiebre de los espíritus, vapores o fatiga’, cita descripciones similares a las hechas por Hipócrates que podrían corresponder a fibromialgia.

En 1843, el anatomista alemán Robert R. Floriep describe «puntos sensibles», en su tratado de patología y terapia de los reumatismos donde propone una asociación entre reumatismo y puntos dolorosos de músculos rígidos.

En 1881 el médico estadounidense George M. Beard escribió un libro llamado «American Nervousness» donde describe a pacientes con neurastenia que presentaban pérdida de fuerza, fatiga o cansancio de manera crónica, y en quienes se constata la presencia de múltiples puntos dolorosos y excesiva sensación de dolor.

En 1904, sir William R. Gowers se refiere como ‘fibrositis’, a una condición en que asociaba el lumbago con dolores en los brazos y que él atribuía a ‘inflamación del tejido fibroso del músculo’.

En ese mismo año, Stockman, en Escocia, estudia un grupo de 
pacientes con rigidez y ‘un movimiento muscular doloroso’ en los 
cuales describe biopsias musculares con ‘nódulos fibrosíticos’.

En 1915, Llewellyn y Jones, definen fibrositis como ‘un cambio 
inflamatorio del tejido fibroso intersticial del músculo estriado’.

En 1936, Hench,niega el origen inflamatorio de la fibrositis, y da comienzo al desarrollo de las teorías acerca del origen psicológico de la enfermedad.

Hallyday, en 1937, también propone un origen psicológico de la fibrositis.

En 1946, el médico australiano Michael Kelly publicó una serie de 
estudios de la fibrositis basado en su propia experiencia de sufrir la enfermedad.

En dichos trabajos, refuerza el concepto de puntos sensibles como eje central del diagnóstico, y propone una teoría combinada entre el origen psicológico y orgánico.

En 1947, Boland y Corr, oficiales médicos del ejército estadounidense propusieron que la fibrositis no era más que un ‘reumatismo psicógeno’.

Phillip Ellman, en 1950, junto con David Shaw, respaldan esta teoría.

A partir del año 1963, se establece una escuela psico-reumática donde se hace referencia al dolor por autoalimentación, en donde

una personalidad especial provoca una tensión mantenida que

genera espasmo muscular y éste a su vez, genera dolor,

completándose de esta manera el círculo estrés-espasmo-dolor.

En 1968, Kraft, Johnson y Kabam, establecen criterios diagnósticos basados en los puntos sensibles, la dermatografia y el alivio a base de cloruro de etilo (Anestésico local).

En 1972, Hugh Smythedescribe la enfermedad en los términos modernos, ‘dolor generalizado y puntos de sensibilidad’.

En 1975, Harvey Moldofsky y el mismo Smythe, realizaron el primer estudio con electroencefalogramas, donde descubrieron que

los pacientes con fibrositis mostraban un patrón de inclusión de

ondas alfa propias del sueño superficial, en el registro de ondas

delta del sueño profundo, dando la impresión de un sueño no 
reparador.

En 1976, Hench propone el término de ‘fibromialgia’, y lo define 
como una forma de reumatismo no articular.

* En 1992la fibromialgia es reconocida como una enfermedad por la OMS y es clasificada con el código M79.7 de la Clasificación Internacional de Enfermedades, en cuya revisión CIE-10la clasifica dentro de los reumatismos.

* En el año 2001, Hurtig estableció una diferencia entre los pacientes con fibromialgia de acuerdo con la respuesta al dolor inducido por cambios de temperatura en el dorso de la mano, definiendo de esta forma dos grupos de acuerdo con el umbral del dolor: un grupo sensible termal (tanto al frío como al calor) y otro grupo levemente sensible al calor. 

La orientación de esta definición es fundamentalmente terapéutica.

* En el año 2003, Giesecke propuso unir la clasificación por perfil psicopatológico (promovido por el grupo de Turk) con el análisis personalizado de la respuesta al dolor (hiperalgesia y percepción dolorosa). Los resultados identificaron tres subgrupos de pacientes diferentes con un perfil psicopatológico muy bien definido, perfil que pudo relacionarse de una forma muy práctica con la forma en que cada uno de los subgrupos de pacientes afrontaba la respuesta al dolor. 
Esta clasificación considera el estado de ánimo, midiendo el grado de depresión y ansiedad que el paciente pueda tener, considera aspectos cognitivos, evaluando el pesimismo y el control del dolor, y considera variables tales como el umbral del dolor y evaluación de los puntos dolorosos.

* En el año 2006, Blasco y sus colaboradores realizaron un amplio estudio sobre el perfil psicopatológico de los pacientes con

fibromialgia, mediante la aplicación de los cuestionarios State-Trait

Anxiety Inventory Estado/Rasgo, Beck Depression Inventory. Los

autores propusieron una fórmula denominada «índice de perfil

psicopatológico en fibromialgia», que permite discriminar entre un

‘perfil A» y un «perfil B’, los cuales indican la gravedad

psicopatológica y consecuentemente, el tipo de intervención

psicoterapéutica más adecuada.

* En el año 2007, Müller estableció una clasificación de fibromialgia basada en cuatro grupos:

  • Fibromialgia con extrema sensibilidad al dolor, sin enfermedad psiquiátrica asociada.
  • Fibromialgia acompañada de síndrome depresivo.
  • Depresión acompañada de síndrome de fibromialgia.
  • Fibromialgia debida a somatización (varios síntomas que no tienen un origen físico identificable).

* En el año 2020: 

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones de dolor porque afecta el modo en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor y de no dolor.

* En el año 2021:
Se ha investigado a diez pacientes y diez personas sanas.
En la sangre analizada de los pacientes se encontró genes que
sugieren que la autoinmunidad tiene un papel en la enfermedad.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario