Mira 7 claves para vivir con Fibromialgia y con nuestro dolor.

Consejos para vivir con fibromialgia. En el transcurso de nuestra vida es inevitable que ocurran muchos cambios. Éstos pueden ocurrir por nuestra elección, por necesidad, o por las circunstancias de la vida, pero siempre cualquier cambio implica un desafío.

Muchos padecemos de fibromialgia desde hace largo tiempo y esta circunstancia nos llevó a aprender la importancia de modificar el estilo de vida al que estábamos acostumbrados antes de comenzar a padecer los primeros dolores, por otro impuesto, forzado, para adaptarnos mejor a los cambios en nuestro estado de salud.
Mientras que la vida no resultó como la percibíamos, habitualmente la búsqueda de una ‘nueva normalidad’, con tiempo y esfuerzo puede traer la alegría de regreso. 

Cambiar nuestro estilo de vida es más importante de lo que podamos imaginar.

Tenemos buenas y muchas opciones para encarrilar nuestras vidas, mediante pasos sencillos podemos cambiar nuestra manera de vivir para que sea más cómoda, manejable y agradable.
Antes recomendar algunos de los cambios de estilo de vida, sugerimos:
Control del ritmo.  
Cuando tenemos un día bueno, queremos lograr realizar todo lo que sea posible. La desventaja es que luego nos encontraremos doloridos, fatigados y deshechos los próximos días.
Exploremos las muchas opciones disponibles.
¿Sabía que usted está cubierto por la Ley de Americanos con Discapacidades (para EEUU), lo que significa que tiene derecho a ajustes razonables en sus labores de parte de su empleador?
Si sus síntomas son realmente muy severos, es posible que califique para la Discapacidad en Seguridad Social o Pensión por invalidez (para aquellos con un corto tiempo de aportes previsionales). Recuerde que en casi todos los países se exige una incapacidad del 70% para obtener el certificado de discapacidad.
También hable con su empleador acerca de si está cubierto por el seguro de incapacidad a largo plazo, y también busque en otros programas de beneficios por incapacidad. (Todo depende de las leyes y reglamentos de cada país).

Vea Más: Manejar el estrés

Actividad física:
A pesar del cansancio, fatiga y el dolor que empeoran con el esfuerzo, de todos modos es necesario para nuestra salud que practiquemos algún tipo de actividad física. La clave es ser consecuente al respecto y no esforzarnos en exceso. Con el tiempo, podrá ir aumentando la cantidad de tiempo y de ejercicios y con alegría verá lo que es capaz de hacer.
1- El sueño.  
Hable con su médico y busquen opciones para mejorar el sueño y vencer el insomnio. De esta manera logrará despertarse realmente descansado.
2- El estrés es el asesino silencioso.
Existen muchas maneras de manejar el estrés. Pruebe algunas para averiguar cuáles funcionan mejor para usted. Reconozca las cosas que no puede cambiar. Evite las situaciones estresantes. Haga ejercicio. Cambie su perspectiva. Haga algo que disfrute. Aprenda nuevas maneras para relajarse. Conéctese con sus seres queridos. Mantenga una dieta saludable.
3- Encontrar apoyo.
Mientras trata de enfrentar a la fibromialgia puede sentirse solo, pero hay personas que sufren las mismas situaciones y realmente lo van a comprender. Busque en los grupos de apoyo. Y también en familiares o amigos que sean comprensivos.
4- Soluciones con sentido común para un mejor estilo de vida
Tiene que aprender a cuidar de sí mismo, para poder cuidar de su familia. Al poner conscientemente a su familia en primer lugar, pensando en cómo sus problemas de salud y la manera de enfrentarlos les afecta, le ayudará a optar por una mejor forma de vida, con los cambios sugeridos anteriormente.
Deje de ser el que se ofrece para todo y de verse a sí mismo como el único que puede hacer bien todas las tareas. Tareas que probablemente no son tan esenciales como le parece que son.
Decir ‘no’ puede ser difícil, más si estamos acostumbrados a ser todo para todos, habrá personas se puedan ofender por que dejó de ser el que hace y resuelve todo. Pero los que realmente lo aman y aprecian le darán su apoyo con amor, incluso cuando les diga que no en algunas oportunidades.

Mira Más: Solo di no

5- Listos para el día a día
Los pijamas son muy cómodos, pero se relacionan con dormir o estar enfermo y quedarse en la cama.
Así que haga un esfuerzo para no ‘parecer enfermo’ diariamente. ¡A ducharse y vestirse! Tal vez incluso arreglar su cabello. No permita que la fibromialgia le robe su dignidad. Vístase de una manera cómoda pero agradable diariamente.
Aunque se quede en casa todo el día, sin ver a nadie aparte de su familia, puede mejorar su bienestar mental y elevar muchísimo su autoestima demostrándole a su enfermedad crónica, que no está lo suficientemente mal como para quedarse en pijama.
6- Dejemos de ser perfeccionistas
Esto es bastante difícil de lograr para las personas que siempre buscaron la perfección. Que se sienten felices en un ambiente organizado, limpio e impecable. Pero no nos queda otra alternativa que comprender que las cosas han cambiado, ya no tenemos la energía y resistencia física para la la creación de este entorno ‘perfecto’, eso queda en el pasado y debemos aceptarlo para poder seguir hacia el futuro en paz.
Aprendamos a ponernos contentos con nosotros mismos al lograr realizar aunque sea una sola tarea. Sea amable y gentil, amoroso e indulgente consigo mismo.
Abrace cada momento con alegría y con menos estrés, tome en cuenta solamente lo que realmente importa.
7- Sea honesto con los demás
Dígale a la gente si su día es difícil. Es complicado de hacer. Pero realmente para mejorar nuestro estilo de vida, es necesaria la honestidad.
Dígale a su entorno cercano por qué tiene que tomar las cosas con calma. Explíquele a sus hijos que necesita su ayuda para entrar las bolsas del súper a la casa, porque levantar las bolsas es demasiado difícil y luego puede causarle mucho dolor.
Solicite a un empleado del comercio que le ayude a cargar en su auto su compra, a pesar de que no parezca que lo necesite…

Las últimas palabras de aliento son las siguientes:

No deje que la fibromialgia lo defina como persona. ‘No es la Fibromialgia’ sino que ella es simplemente lo que tiene como enfermedad.
Podemos continuar a pesar de ella y disfrutar de la vida solamente realizando algunos cambios en nuestro estilo de vida.

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

Deja un comentario