Preparar los alimentos con Fibromialgia. 8 consejos

Cuando tenemos fibromialgia o EM, la cocina plantea varios desafíos, solamente estar de pie en la cocina puede causar dolor. Los problemas con la memoria a corto plazo y la multitarea hacen que sea difícil seguir los pasos incluso de una receta sencilla y es fácil sentirse frustrado y abrumado con todo el proceso. Es tentador evitar cocinar, pero para comer una dieta saludable hay que cocinar.

Algunas cosas que hacen que la cocina sea más fácil.

Consejo # 1 – Los utensilios adecuados

No todos los utensilios de cocina son iguales. Algunos de ellos son más fáciles de agarrar que otros y algunos pueden facilitarnos el trabajo. Peladores y algunas otras cosas con asas blandas, de silicona, así tus manos no se lastiman. También herramientas para abrir frascos y botellas.

Solemos no tener mucha fuerza en las manos, pero estas herramientas te permiten abrir sin gastar energía o esfuerzo muscular. Pueden ser costosos, pero los buenos cuchillos hacen una gran diferencia. Es increíble lo fáciles que son de usar ya que cortan sin esfuerzo.

 

Consejo # 2 Ten todo a mano  

Trata de mantener las cosas que usas mucho donde se pueden agarrar fácilmente. Por ejemplo, cuando las cucharas y espátulas están en una vasija en la mesada, se necesita muy poco esfuerzo para agarrar una cuando la necesite. Ten un estante para las especias en la pared con las cosas que usas con más frecuencia, y en tus armarios más cercanos las cosas de uso frecuente así estarán al alcance de tus manos.  

Consejo # 3 – Altos y bajos  

Cuando tienes que almacenar cosas en la parte alta o abajo, trata de colocar allí cosas que uses poco. Es muy útil una escalerita de 2 o 3 escalones plegable liviana, así podemos alcanzar las cosas que están en la parte alta. También hay pinzas alcanza objetos que te ayudan a alcanzar los artículos de los estantes altos o bajos, o recoger cosas del suelo. Escucha las señales de tu cuerpo y reduce al mínimo las cosas que causan dolor.  

Consejo # 4 – Que tus piernas estén cómodas  

Estar de pie sobre un suelo duro mientras cocinas puede causar mucho dolor en las piernas y fatigarnos. Una alfombra acolchada realmente puede ayudar, así como el uso de zapatos o zapatillas cómodos. Si la tarea te llevará más de unos pocos minutos, trata de sentarte. La mesa de la cocina funciona bien.

 

Consejo # 5 – Seguimiento de Recetas  

Debido a la niebla del cerebro, por lo general conviene seguir una receta. Es incómodo tener que inclinarse o torcerse para verlas, así que tener un soporte puede ayudar. Se consiguen tenedores de libros que los mantendrán en posición vertical y fácilmente visibles.

 

Consejo # 6 – Organizarse antes de empezar  

¿Cuántas veces has estado en el medio de algo cuando de repente te diste cuenta de que te faltaba un ingrediente, o que no lo puedes encontrar? Algo así puede desencadenar ansiedad, confusión y frustración. Para evitar esto, prepara todos los ingredientes necesarios antes de empezar a cocinar, y colócalos en el orden en que los vos a necesitar. También prepara las tazas de medir y cucharas, así sabrás donde están.

 

Consejo # 7 – Mantén todo simple  

Es importante no hacer demasiadas cosas a la vez. Realiza la receta parte por parte. También haz comidas simples, opta por las ensaladas en bolsas o verduras con salsas, en lugar de añadir más cosas para cocinar.

 

Consejo # 8 – ¡Recuerda tu necesidad de descansar¡. ¡No te olvides de mantener un ritmo mientras cocinas!

Cuando sea posible: Trabaja durante unos minutos y luego descansa durante unos minutos. Trata de variar tus tareas. Si tienes mucho que cortar, por ejemplo, no hacerlo todo en un solo tramo. Es muy útil la multiprocesadora, para esta tarea.

Al organizarse para una fiesta o evento grande, tómate un montón de tiempo extra. Prepara todo lo que puedas con tiempo. Trata de no hacer todo a la vez.  

               

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario