Fibromialgia y la vida laboral. 7 ideas para trabajar desde nuestro hogar

Cuando vives con una enfermedad invisible sigues teniendo cuentas que pagar, así que necesitas dinero, ¿verdad?.  

Para quienes vivimos con fibromialgia, la carga financiera suele ser peor que la enfermedad en sí. El estrés de las preocupaciones financieras puede ser realmente complicado, tanto para la salud mental, como la física, por lo cual tus problemas resultan aún peores. Tal vez has buscado trabajo que puedas hacer en línea o has pensado en iniciar un negocio para realizar desde tu hogar. Puede ser difícil saber qué hacer o por dónde empezar, cuando se trata de generar un ingreso desde casa.

Konfianza

7 consejos para ayudarte a empezar.

1. Evalúa tu presupuesto.

Decide cuánto dinero extra necesitas por mes. Sé realista. Si esta cantidad es sólo un par de cientos de dólares, puedes no necesitar el ingreso adicional de un trabajo en línea. La solución podría ser tan simple como ahorrar dinero y reducir costos. Controla tus gastos mensuales. Es muy interesante el rastreador de gastos de: ‘Controlar Gastos’ (en español) o ‘Monefy’ (en inglés) que desglosa tus gastos por categorías y por semanas. Con esto comprobarás la cantidad real que estas gastando.

2. Concéntrate en las cosas que puedes hacer.

Cuando tienes limitaciones físicas debes centrarte en lo que puedes hacer, en lugar de en lo que no puedes hacer y encontrar una manera de hacer dinero con lo que sabes y puedes hacer. Piensa en tus hobbies. ¿Podrías convertirlos en ingresos?  

3. ¿En qué eres bueno?  

¿Sobre qué tarea que realizas te felicita la gente?. ¿O de que tipo es la gente la que se acerca a ti?. ¿Eres bueno en dar consejos?. En base a las respuestas podrás encontrar qué podrías usar para ganar dinero. ¿Escribes bien?. Podrías escribir libros electrónicos o artículos y vender tu trabajo. ¿Haces artesanías o joyas?. Puedes venderlos en ‘Mercado Libre’, ‘ebay’, ‘Amazon’ o en ferias locales de artesanía. Seguramente en tu área hay un comercio que compra o toma en consignación el trabajo de los artesanos locales.

4. ¿Quieres un trabajo fijo, o sólo algo temporal?

Tener trabajos temporales te permite tomarte tiempos de descanso y trabajar de acuerdo a cómo te sientes, es la clave para ser más productiva. Si quieres hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, rápidamente te darás cuenta de que no has tomado la mejor decisión. Te sentirás estresada y agotada rápidamente. Te conviene ser flexible en todo lo que hagas.

5. Se paciente.

A veces la oportunidad correcta vendrá por casualidad. Suele ocurrir así. Encontrar un trabajo para hacer en casa no es fácil, pero es posible lograrlo con las habilidades adecuadas, la actitud correcta, la paciencia y la perseverancia. Aprendemos a lo largo de nuestra vida con fibromialgia, que es mucho más fácil trabajar por tu cuenta en línea, en lugar de encontrar un trabajo para realizar en casa, pero por supuesto depende de cada uno.  

6. Utiliza sitios web de buena reputación.

El aspecto más importante de encontrar un trabajo común o un trabajo en línea es saber claramente qué trabajo es. Si suena demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que no lo sea. Dicho esto, hay algunos sitios web de buena reputación que cobran una cuota de membresía.  Para Argentina: computrabajo.com.ar. Este y otros más (es cuestión de buscar cada cual en su país) pueden ser una buena fuente para encontrar trabajos temporales de gran reputación.  

7. De boca en boca.

Pregunta por ahí. Dile a sus amigos y familiares que estás buscando trabajo para hacer en casa. Incluso si no saben de cualquier cosa disponible, pueden tener un amigo o compañero de trabajo que sí sabe o conoce. La clave es internet. Puede que conozcas a alguien que esté trabajando desde casa haciendo el mismo tipo de trabajo que quisieras hacer tu, quizás te puede presentar contactos suyos, que contratan a personas con tus habilidades.          

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario