8 cosas que sólo las personas con Fibromialgia entenderán

Algunos de ellas las que hemos experimentado en algún momento de nuestra vida con fibromialgia.   

1- Algunos días tenemos energía y tendemos a exagerar con las tareas. 

Al día siguiente, estamos en cama sin siquiera poder levantarnos.  

2- Cada vez que tenemos una crisis, percibimos que nos desmoronamos y tenemos mucho enojo. 

Sólo queremos estar solos y no deseamos ver y menos hablar con nadie.  

3- A veces nos resulta difícil concentrarnos. 

Muchos notamos que si hacemos  tareas que involucran la mente por la mañana, nos resulta mucho más fácil, porque estamos con la mente despejada. Por ejemplo, los cálculos de gastos, revisión y pago de facturas, trámites bancarios online, etc.  

4- Nos suele resultar difícil prestar atención cuando conversamos con alguien. 

Intentamos hacer el mejor esfuerzo para escuchar lo que nos dicen y continuar con el hilo de la conversación. Pero, algunas veces es un poco más difícil que otras.  

5- Hay días en que notamos que no podemos encontrar las palabras. 

Tenemos la idea en la mente, pero nos resulta difícil ponerlo en palabras, especialmente cuando estamos en el trabajo o rodeados de gente que no es cercana. Otros días, las palabras fluirán un poco mejor. Y las frases que digamos tendrán más sentido.  

6- El dolor de la fibromialgia nos hace sentir horrible. 

Nos alejamos de las personas. Y tenemos que esforzarnos para hablar con la gente. Podemos estar sufriendo de migrañas y en esa circunstancia el hecho de tener que conversar y prestar atención, es un martirio. Lo único que deseamos es estar en nuestra habitación, a oscuras y en silencio.  

7- A pesar de que tratamos con tantas situaciones diferentes en la fibromialgia, es bueno comprender las cosas que nos ocurren y saber que hacer frente a ellas. 

Si estamos sufriendo mucho dolor y no toleramos estar con otras personas, entonces probablemente es un día en el que necesitamos quedarnos en casa. Debemos aceptar que no estamos enojados con nadie, solo estamos doloridos, tristes o frustrados por como nos sentimos ese día.  

8- A algunos la vida nos enseña cuáles son los productos o cosas que no toleramos. 

Desencadenantes conocidos de la intolerancia ambiental:

  • Alcohol y medicamentos,
  • Cafeína y aditivos de alimentos,
  • Olores de alfombras y muebles,
  • Olores de combustibles y caños de escape,
  • pintura,
  • Perfumes y otros productos perfumados,
  • Plaguicidas (pesticidas) y herbicidas,
  • Dispositivos móviles de telecomunicación.

Los síntomas son taquicardia, dolor torácico, sudoración, dificultad respiratoria, fatiga, enrojecimiento facial, vértigo, náuseas, ahogo, temblor, hormigueo, tos, ronquera y dificultad para concentrarse. (Manual MSD).

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario