Descubren que los síntomas de la Fibromialgia pueden ocultar otra enfermedad.

Los síntomas de la fibromialgia pueden ocultar la presencia de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las articulaciones de la pelvis y la columna vertebral.

Se destaca la importancia del control constante de los síntomas de la fibromialgia por médicos y pacientes, teniendo en cuenta la posible presencia oculta de otros trastornos.    

Espondilopedia

A diferencia de otras enfermedades reumatológicas, la fibromialgia es de naturaleza no inflamatoria y los informes recientes sugieren que es causada por la hiperactivación incontrolada de la respuesta del sistema nervioso asociado al dolor.

Los pacientes con fibromialgia pueden presentar una amplia gama de síntomas, incluyendo dolor de espalda crónico, rigidez matutina y sueño alterado.  Sin embargo, estos también son síntomas de una condición inflamatoria llamada espondiloartritis axial.

La espondiloartritis axial es una afección inflamatoria crónica que afecta a la columna vertebral, la pelvis y las articulaciones circundantes.  Aunque la espondiloartritis axial y la fibromialgia son enfermedades muy diferentes, pueden superponerse y compartir síntomas similares.

Con el objetivo de determinar el número de espondiloartritis axial entre los pacientes con fibromialgia, un total de 99 pacientes con fibromialgia se sometieron a una resonancia magnética, para la identificación de alteraciones estructurales comunes en la inflamación crónica de la espondiloartritis axial, como la erosión ósea y la deformación de la columna vertebral (esclerosis).  

Alrededor del 8% de los pacientes presentaron síntomas de inflamación en las articulaciones pélvicas, mientras que el 17% y el 25% presentaron erosión ósea y deformación de la columna vertebral. A pesar de la frecuencia de estos síntomas, sólo el 10% de los pacientes con fibromialgia fueron diagnosticados positivamente de espondiloartritis axial, según los criterios de clasificación de la Evaluación de la Sociedad Española de Espondiloartritis.

Al abordar el enigma clínico de la diferenciación entre fibromialgia pura y aquellos casos con una enfermedad inflamatoria oculta e insospechada, el médico debe intentar confiar en su juicio clínico y en las herramientas de diagnóstico disponibles.  

A través de análisis de sangre el diagnóstico de espondiloartritis axial, se asoció positivamente con un aumento de los niveles de proteína C reactiva y limitación de la función física.  Este resultado muestra que la proteína C reactiva podría utilizarse como herramienta de diagnóstico para espondiloartritis axial, entre los pacientes con fibromialgia.

Estos resultados subrayan la importancia de reconocer la superposición entre el dolor inflamatorio y centralizado en cada paciente y exigen una mayor vigilancia clínica en el proceso del diagnóstico distintivo.    

El estudio ‘Prevalence of axial spondyloarthritis among patients with fibromyalgia: a magnetic resonance imaging study with application of the evaluation of the classification criteria of the International Spondylarthritis Society’

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario