Fibromialgia. Consejos útiles para realizarse una mamografía

Para todas las compañeras de fibromialgia, esperamos que encuentren útiles estas sugerencias para su siguiente mamografía.

Las mamografías pueden darnos paz mental cuando muestran que están libres de anomalías y también que estaremos bien por otro año. 

Si algo se detecta, esperamos que se detecte temprano. Pero las mujeres con fibromialgia tienen preocupaciones adicionales, incluyendo el dolor por compresión.

Los siguientes son algunos consejos útiles para poner en práctica. Siempre es más reconfortante si alguien va con usted. 

Si su médico le aconseja, puede tomar medicamentos para el dolor antes de ir. Trate de programar la mamografía para una hora del día, cuando por lo general se sienta mejor.  

Si su centro médico sólo ofrece mantas finitas, lleve una bata cálida de su casa. 

Para resolver la ansiedad durante el procedimiento, tome respiraciones agradables y profundas entre las exploraciones.

Algunas pacientes de fibromialgia experimentan crisis o dolor de hombro y brazo, después de las mamografías.  Los técnicos suelen ser comprensivos, si tenemos un malestar importante en ambos hombros y el rango de movimiento es limitado, ellos podrán ayudar a ubicarnos. Los técnicos son buenos para ayudarte con tus limitaciones, al tiempo que obtienen imágenes claras.

Nueve consejos adicionales para ayudarte a tener una mejor experiencia:

Programa su mamografía anual una semana después de que su ciclo menstrual haya terminado, ya que los pechos están menos vulnerables. Comunique sus problemas de salud e inquietudes al técnico que hace la mamografía. Hágale saber sus miedos y cualquier limitación física que tenga. 

La baja temperatura de las salas de mamografía puede ser una preocupación. Cuando programe una cita de mamografía, pregunte si le pueden proporcionar una túnica o una manta, si no pregunte si puede traer una túnica de su casa.  Como el calor nos molesta más, normalmente preferimos la temperatura más fresca.

Pida sentarse durante su mamografía, si cree que será más cómodo y si es posible. Explique al técnico que puede que necesite períodos de descanso más largos que los normales para recuperarse. Los técnicos son comprensivos y deben ser complacientes.

El estrés puede ser un desencadenante de la fibromialgia.  Trate de relajarse, respire profundamente y piense en la tranquilidad que tendrá después de la mamografía. Recuerde, la información exacta le da poder y tranquilidad. El aspecto y la atmósfera del lugar, pueden ser un factor clave para elevar nuestro nivel de estrés.

Por último, lleve a una amiga o mejor aún haga que su amiga se haga su mamografía también. Llevar a una amiga es casi siempre más reconfortante y puede ofrecer una distracción agradable.

Por favor, no deje de hacerse su mamografía porque está preocupada por el dolor de la fibromialgia. Podría salvar su vida.  Haga todo para estar lo más cómoda posible durante y después del estudio.  Utilice calor o hielo y tal vez medicamentos para el dolor, en los días siguientes hasta que se sienta mejor.      

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario