Fibromialgia, el aceite de coco y la Fibro-niebla.

Los pacientes con fibromialgia muchas veces notan una pérdida de claridad mental y problemas de memoria. Llamado familiarmente ‘fibro-niebla’ este efecto secundario de la fibromialgia puede tener un efecto importante en la vida de los pacientes. Las dificultades que muchas personas encuentran muy angustiantes incluyen el ser olvidadizo, sensación de confusión, dificultad para concentrarse y la incapacidad para hablar claramente.

El aceite de coco parece mejorar la capacidad cognitiva (el procesamiento de la información, la atención, percepción, memoria, resolución de problemas, comprensión, determinar parecidos, entre otras) de los enfermos de alzhéimer. Las funciones orientación y lenguaje-construcción mejoran significativamente y en las áreas cálculo-concentración, fijación y memoria la tendencia también es de mejora aunque no estadísticamente significativa.

La explicación se encuentra tanto en las necesidades metabólicas únicas del cerebro: es el proceso que usa el organismo para obtener o producir energía por medio de los alimentos que ingiere y que se encuentran en la composición de este aceite. Se ha estudiado dicho aceite en una dieta que consistía en hidratos de carbono en muy pequeñas cantidades y raciones muy altas de aceite de coco, se comprobó que podría optimizar la cognición en la demencia, aumentando bastante el uso de cetonas (compuestos químicos que se producen cuando la insulina en la sangre es escasa y el cuerpo usa la grasa almacenada como fuente de energía) como la fuente de energía para el cerebro.  

Se ha dicho que el aceite de coco tiene un alto índice de grasas saturadas, lo que hace que un elevado consumo del mismo pueda derivar en altos niveles de colesterol. Pero no se ha demostrado hasta ahora ningunos efectos dañinos del aceite de coco sobre metabolismo, el aceite de coco contiene los triglicéridos (MCTs) que se digieren en el hígado produciendo cetonas. Las cetonas se producen normalmente cuando se convierte la grasa en energía, que es necesaria prevenir la degeneración neuronal.   

El aceite de coco es un aceite comestible que se ha consumido en lugares tropicales durante miles de años. Los estudios realizados en las dietas nativas con alto contenido de aceite de coco, muestran que estas poblaciones están generalmente en buen estado de salud y no sufren tanto de muchas de las enfermedades de los países occidentales donde el aceite de coco se consume raramente.  

Cuánto aceite de coco debe uno ingerir diariamente para recibir sus beneficios? Los beneficios del aceite de coco vienen del valor nutritivo de los ácidos grasos que contiene. La cantidad depende de cada persona y del objetivo a lograr, pero como dosis media se recomienda 30-40 ml al día (una cucharada sopera equivale a 15 ml.). Dado que el aceite de coco está dentro de la carne del coco, se recomienda tomar esta cantidad repartida durante el día con alimentos altos en fibra y proteínas. Las personas que nunca utilizaron aceite de coco en su dieta, es mejor que comiencen con una cantidad mucho menor primero, para ver cómo reacciona su cuerpo. Antes de adquirirlo revise que el producto esté correctamente aprobado por la autoridad de aplicación nacional que regula tanto la aprobación de los medicamentos (especialidades medicinales) como la autorización de productos médicos, alimentos (incluidos los suplementos dietarios), cosméticos, etc., de su respectivo país.

 

Scielo.es

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario