¿Cuál es el motivo de las náuseas en la Fibromialgia?. Opciones de tratamiento

Todos en algún momento, hemos experimentado esa sensación de malestar en la boca del estómago.

Si bien es cierto que el dolor es algo que las personas con esta condición sufren más, las náuseas crónicas y los demás síntomas, pueden ser tan molestos que causa que no deseen salir de su hogar.

Náuseas y otros síntomas
En la mayoría de los casos, el síntoma de las náuseas no es el único. Se acompaña de otros síntomas que tienden a aumentar la intensidad y la duración, como los siguientes:

♦ Palpitaciones 
♦ Mareos
♦ Escalofríos
♦ Sudoración
♦ Vómitos
♦ Dificultad para respirar

¿Cuál es el motivo de las náuseas?
Normalmente las náuseas especialmente cuando están acompañadas de vómitos son realmente necesarias, ya que pueden ser la manera en que nuestro cuerpo elimina ciertas toxinas o nos hacen notar que somos sensibles, o incluso alérgicos a ciertos alimentos. Por otro lado, las náuseas crónicas pueden debilitarte. Las estadísticas muestran que entre el 40-70% de las personas con fibromialgia, experimentan dichos síntomas. Algunos días, es posible que solo experimenten una leve ‘náusea’ al cepillarse los dientes. Otros, los síntomas son tan intensos como los vómitos provocados por oler ciertas comidas.  

Causas de las náuseas en la fibromialgia
Muchos de los desencadenantes del dolor también pueden provocar náuseas, mareos y otros síntomas.

La fibromialgia abarca varias condiciones como las siguientes:

1) Migrañas: los estudios han revelado que más del 50% de las personas con fibromialgia, también padecen migrañas y dolores de cabeza crónicos. Las migrañas duran varios días y se acompañan de mareos, náuseas y vómitos.

2) Desequilibrio: existe el vértigo perceptivo es caracterizado por vértigo no giratorio e inestabilidad persistentes proyectadas por distintos tipos de estímulos, es la causa más frecuente de mareocrónico. El vértigo objetivo es una percepción de que el entorno se mueve con el cuerpo fijo, esa inconfundible sensación que los objetos giran a su alrededor, ambos puede provocar náuseas.

3) Hipotensión de origen neurológico: casi todas las personas que tienen fibromialgia, han experimentado hipotensión por este motivo, al menos alguna vez en la vida. Esta es una condición que ocurre al levantarse rápidamente. Cuando te paras, tu presión arterial baja, lo que te causa mareos, sudor, náuseas y palpitaciones del corazón.  

Opciones para tratar la afección:

1) Dieta Lo creas o no, tu dieta juega un papel serio en tu salud general. Si bien es cierto que cada persona es diferente, existen factores desencadenantes específicos que afectan a casi todos: exceso de cafeína, alimentos procesados, gluten (en personas sensibles al gluten o con enfermedad celíaca), conservantes, azúcar, productos lácteos (en personas intolerantes a la lactosa) y otros. Si ha tenido náuseas, trate de evitarlos tanto como pueda. Asegúrate de mantenerte hidratado y tener galletas a mano. Puedes utilizar algún tipo de jengibre como el ginger ale o el jengibre cristalizado para calmar el estómago. Evita jugos, frutas cítricas y otros alimentos ácidos.

2) Medio ambiente Si tienes náuseas y mareos, haga lo que pueda para minimizar la luz y evitar las luces brillantes, los ruidos fuertes, y las luces fluorescentes. En muchos casos, tus síntomas de fibromialgia pueden impedirte dormir. Por lo tanto, si experimenta náuseas, dolores de cabeza y otros síntomas, es fundamental que haga que su entorno sea propicio para una buena noche de sueño, manténlo oscuro, fresco y silencioso. Trata de encontrar la posición más cómoda para dormir.
Durante el día, trata de evitar los olores que encuentres ofensivos o fuertes, que desencadenan sus síntomas de náuseas. Al igual que una embarazada, las personas con esta condición, pueden ser sensibles a movimientos, sonidos e incluso olores específicos. Sé consciente de lo que te rodea y haz lo que puedas para evitar tus factores desencadenantes.

3) Estrés Si sufres de estrés que hace que tu estómago se sienta revuelto, los síntomas como las náuseas y otros, nunca desaparecerán. Debe encontrar formas de reducir su estrés y así resolverá las náuseas. La verdad es que cuando pasas todo el tiempo estresado por tu condición, y todo lo demás, tu estómago se mantendrá anudado y la sensación de náuseas te envolverá. Haz una ‘limpieza de tu cerebro’, escribe todo lo que pasa por tu mente, sin importar cuán insignificante creas que parece. Puedes anotar pensamientos o ideas productivas, o pensamientos de preocupación y estrés. Esto ayudará a despejar tu mente e incluso podrás ver que las náuseas y otros síntomas también desaparecerán.

Algunas soluciones naturales:

Te de manzanilla

Toma en ayunas una infusión de manzanilla concentrada con una cucharadita o dos bolsitas de manzanilla seca en una taza de agua hirviendo y después, si tienes apetito, un desayuno semilíquido. Puedes repetir la infusión una o dos veces más, en la comida y en la cena.

Come 4 o 5 aceitunas

Mastica aceitunas mejor si son negras o arrugadas, las llamadas de Aragón y mastícalas durante un tiempo prolongado.

Efecto: Uno de los componentes de las aceitunas, los taninos, ayudan a disminuir las náuseas y los síntomas, sobre todo cuando la producción de saliva es importante.

Presión encima de la muñeca

Cuando sientas las primeras náuseas presionar por encima de la muñeca te puede aliviar. El punto clave se encuentra cuatro dedos por encima de la muñeca, justo en el centro de esa zona. Al apretar notarás que algunos de los tendones del músculo flexor común superficial, presiona hasta separar ligeramente esos tendones. Mantén la presión durante al menos un minuto.

Efecto: mediante la acupresión, oprimiendo sobre ese punto, estamos disminuyendo el movimiento gastrointestinal y, en consecuencia la sensación de náuseas previniendo los vómitos.

Cubito de hielo

Cuando sientas náuseas o tengas vómitos coge un cubito de hielo y deja que se deshaga lentamente en la boca durante varios minutos.

Efecto: Con el frío conseguimos disminuir los síntomas casi de forma inmediata. Es un método de acción rápida, pero sus efectos no duran mucho tiempo.  Puedes repetirlo o reforzarlo con los otros remedios.

 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario