Fibromialgia, ¿por qué las heridas o lesiones tardan más de lo normal para curarse?

Fibromialgia y la curación lenta de las lesiones.

Si tienes fibromialgia quizás notes que no cicatrizas tan rápido como corresponde.

Primero debemos entender los hechos respecto a cómo un rasguño o corte se curan.

Medical News Today

El proceso de curación

Cuando se daña la piel, la coagulación comienza inmediatamente después de presentarse la lesión y el objetivo es detener el sangrado. Luego ocurre la inflamación o defensas, se enfoca en destruir bacterias y eliminar residuos, esencialmente preparando la herida para el crecimiento de tejido nuevo. Las nuevas células de la piel comienzan a multiplicarse con el fin de regenerar el tejido y cubrir la herida. El nuevo tejido gana fuerza y ​​flexibilidad lentamente. Si alguno de estos procesos no funciona correctamente dentro de su cuerpo, la curación puede no ocurrir como debería.    

Búsqueda de respuestas

Con fibromialgia un simple raspón duele más de lo que debería, pero pronto el dolor desaparece y no pensamos más en el. Pero, pasado el tiempo vemos que ese rasguño sigue tan visible como el primer día.
Y comenzamos a investigar. Tristemente hay muy poca información respecto a la cicatrización lenta y la fibromialgia. Consultando a otros pacientes conseguimos respuestas de personas que sufrieron heridas que no sanaron tan rápido como deberían. También están los moretones que aparecen de la nada.

Cómo puede ser afectado el proceso de curación

La edad avanzada, la diabetes, enfermedades del colágeno, la enfermedad vascular periférica y la presión arterial alta pueden afectar la circulación e interferir con la curación. Son condiciones que reducen el flujo sanguíneo y la oxigenación, son causas comunes de mala cicatrización de heridas. Las células que participan en la cicatrización son los leucocitos que limpian la herida.

Los fibroblastos que forman colágeno nuevo para reemplazar el tejido perdido. Las principales células responsables de la fase de formación de nueva piel en la cicatrización de la herida, son los folículos pilosos, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas. 

¿Qué podemos hacer?

1.Cuidado adecuado de la herida  

Asegúrese de limpiar muy bien la herida con un producto antiséptico, y colocar un ungüento antiséptico y un vendaje sobre los mismos, dándole así una mejor oportunidad de curación, así como protección contra infecciones.
Si notamos que la herida se inflama más de lo normal, vayamos al médico cuanto antes para evitar infecciones graves.

2.Pruebe la lisina.  

La lisina es un aminoácido esencial y puede ayudar a acelerar el proceso de curación. Hable con su médico o investigue para asegurarse de que está bien que la tome, y no interfiera con ningún medicamento o suplemento que esté tomando.    

La fibromialgia es mucho más que dolor, hay numerosos síntomas raros asociados con esta enfermedad.  Aunque los médicos no pueden entender cuál es la causa todo, es un alivio que podamos recurrir a otros pacientes para compartir experiencias. Es muy bueno saber que no estamos solos.    

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario