Sudoración intensa en la fibromialgia y la encefalomielitis miálgica

La sudoración excesiva es una de esas ‘compañías molestas’ que rara vez llegan a ser considerados síntomas o que atraigan la atención de los investigadores. La fibromialgia tiene síntomas mucho más complejos que investigar pues tenemos problemas mucho más grandes que la transpiración. Pero, ésta puede llegar a ser una gran complicación en nuestra vida. 

¿Qué causa sudoración excesiva?

Varios factores podrían ser responsables de la sudoración excesiva, ya sea solos o en combinación.

Incluyen:

•  disfunción del sistema nervioso autónomo

•  sensibilidad al calor

•  niveles elevados de norepinefrina, como efecto secundario de los antidepresivos

•  ansiedad

La única causa que es tratable es el efecto secundario de los antidepresivos y puede no ser una buena opción, si el medicamento es más beneficioso que dañino. Su médico puede darle ideas sobre medicamentos que ayuden a controlar la sudoración excesiva.

Viviendo con sudoración excesiva

Es importante tener siempre con nosotros algunos elementos para evitar que nuestro problema sea tan obvio y embarazoso.
•  Polvo compacto: el polvo en la cara puede ayudar a absorber el sudor incluso antes de saber que está allí. También puede aplicarlo después de secar el sudor de su piel para evitar que brille.

•  Las toallitas húmedas que absorben la grasitud también evitan que tengas una piel de apariencia aceitosa. Por lo general, son mejores que las servilletas o los pañuelos de papel, que funcionan, pero pueden ser dañinos para la piel y menos efectivos.

•  Las camisetas de algodón pueden ayudar a absorber el sudor antes de que empape su ropa. Para un sudor especialmente intenso, una almohadilla menstrual puede funcionar muy bien en las axilas.

•  La ropa que repele el sudor también puede ser una buena opción.
•  Un sombrero, o una cola de caballo puede ayudar a ocultar los cabellos humedecidos por el sudor. Es de mucha utilidad tener una muda de ropa extra en su automóvil, bolso, armario, escritorio u otro lugar que sea conveniente.

Previniendo la sudoración excesiva

Si su sudoración no está ligada a ningún estímulo particular, es posible que no pueda evitar que suceda. Sin embargo, si está ligada al calor y especialmente a nuestra tendencia a sobrecalentarnos, es posible que algunas de estas cosas reduzcan el problema.

•  El antitranspirante adicional, aplicado varias veces durante el día y en lugares no típicos, en los que tiende a sudar mucho, puede ayudar.

•  Tomar duchas más bien frías, o humedecerse el cuerpo con agua fría antes de salir, puede evitar que se caliente demasiado y sude más.

•  Si en invierno tiende a tener mucho frío, con frecuencia puede encontrarse demasiado abrigado para el medio ambiente cuando entra a algún comercio u oficina calefaccionado. 
Vestirse en capas le brinda más opciones de mantenerse vestido acorde a la temperatura del ambiente.

•  Elegir bebidas frías en vez de las calientes y evitar comidas calientes y picantes puede ayudar. Una vez que comienza la sudoración, puede ser difícil detenerla. Es mejor intentar tomar las precauciones para evitarla.

Deshidratación por sudoración excesiva

Una cosa importante acerca de la sudoración excesiva, es asegurarse de mantenerse hidratado. Es importante reemplazar tanto el agua como los electrolitos que transpiras.

Los electrolitos son minerales, que incluyen:

•  potasio

•  calcio
•  magnesio

Si transpiró mucho y necesita reemplazar electrolitos, pero no tiene una bebida deportiva a mano, puede obtenerlos a través de una buena cantidad de agua. Para los pacientes de fibromialgia puede ser difícil saber cuándo estamos deshidratados, porque los síntomas pueden ser similares a algunos que nosotros ya tenemos. Asegúrese de conocer los síntomas de deshidratación.  

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario