Terapia láser y Fibromialgia, beneficiosa para quienes sufren esta condición

Un tratamiento con luz láser de baja intensidad y ultrasonido terapéutico, que se aplica durante unos minutos sobre las palmas de las manos, ayuda a reducir el dolor de la fibromialgia hasta en un 75%.

fibromialgia artricenter

Algunos estudios han demostrado que los pacientes con fibromialgia tienen una calidad de vida inferior que quienes sufren otras enfermedades crónicas.

Investigadores de la ‘Universidad de São Paulo Brasil’, han demostrado que un tratamiento con luz láser de baja intensidad y ultrasonido terapéutico podría reducir los dolores de los pacientes, especialmente si se aplica sobre las palmas de las manos.
Se aplicó dos veces a la semana el tratamiento que constaba de 10 sesiones de tres minutos de láser y ultrasonido de manera conjunta o por separado, sobre el músculo trapecio   y los otros tres sobre las palmas de las manos.
La mayor eficacia del método se consigue aplicando el tratamiento en las palmas de las manos, con un beneficio de un 75,37%.

Los tratamientos para la fibromialgia son mayormente farmacológicos y apuntan a controlar el dolor y luchar contra la depresión, ejercicio físico para aliviar e intentar normalizar la fatiga muscular, nutricional a través de la reeducación dietética y también psicoterapia. Como tratamiento fisioterapéutico es importante utilizar el láser de baja intensidad, debido a sus características antiinflamatorias y analgésicas.

En estudios anteriores ya se había comprobado que los pacientes con fibromialgia tenían neuroreceptores más próximos a los vasos sanguíneos de las manos, e incluso presentaban puntos rojos en las palmas de las manos. 
La investigación ha demostrado que dicha terapia optimiza el flujo sanguíneo periférico y del cerebro mediante la activación de áreas sensibles en las manos durante las sesiones y logra normalizar el umbral del dolor de los pacientes.

Los hallazgos no solo muestran una reducción del dolor, sino que la ausencia total de éste ayuda a conciliar el sueño y realizar más tareas cotidianas, constituye una mejora general de la calidad de vida de los pacientes. 
De todas maneras, esta técnica no representa una cura para la fibromialgia, sino que es un tratamiento alternativo a los actuales que incluyen medicamentos antidepresivos, anticonvulsivos y analgésicos, actividad física moderada, terapia psicológica.

           

De: fibromyalgik.webnode.cz

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario