Dieta para tratar los síntomas de SFC y Fibromialgia

Una dieta saludable es importante para el manejo de la fibromialgia o la encefalomielitis miálgica (SFC).  Si bien no es una ‘cura’ y tampoco existe una dieta mágica que funcione para todas las condiciones de salud, alimentarse bien puede ayudarle a sentirse mejor, tener más energía y fortalecer el sistema inmunológico. Tan importante como comer bien, es no comer la comida equivocada, ciertos alimentos y bebidas podrían estar empeorando sus síntomas. Será necesario un poco de prueba y error para encontrar lo que funciona mejor para cada uno, pero este es un buen momento para comenzar.    

Si bien la mejora de sus hábitos alimenticios puede ayudarle también a perder peso, tenga en cuenta que su primer motivo es sentirse mejor.  La fibromialgia y la encefalomielitis miálgica pueden provocar que resulte difícil perder peso, es importante conseguir primero que sus síntomas estén a un nivel más manejable.  Una vez que se sienta mejor, podrá aumentar su nivel de actividad física y esto desde ya colaborará para perder peso.   

Una dieta balanceada  

Muchos dicen ‘come una dieta equilibrada’ 

Comer una dieta equilibrada se define como ‘la elección de una amplia variedad de alimentos y bebidas de todos los grupos de alimentos’ y ser moderado con las grasas saturadas o trans, azúcar refinada, sal y alcohol.

Los grupos de alimentos saludables son:

  1. Granos.  
  2. Frutas. 
  3. Vegetales. 
  4. Proteínas (pollo, pescado, carnes magras o frijoles secos). 
  5. Productos lácteos (leche baja en grasa, queso o yogur).

Proteínas  

Consumir suficientes proteínas es especialmente importante, porque son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.  Las proteínas realizan la mayor parte del trabajo en las células y son necesarias para la estructura, función y regulación de los tejidos y órganos del cuerpo, permiten a las células mantener su integridad, defenderse de agentes externos, reparar daños, controlar y regular las funciones orgánicas.

Las proteínas de origen animal:

Huevo, es una buena fuente de proteínas debido a que contiene albúmina de excelente calidad, e incluye una elevada cantidad de aminoácidos esenciales. Pescados (salmón, arenque, atún, bacalao, trucha…). Leche. Derivados lácteos, queso o yogur.
Estas proteínas le darán a su cuerpo los aminoácidos esenciales para el organismo como la lisina que favorece la absorción de calcio y la creación de anticuerpos.

Las cosas que se deben evitar  

Algunos pacientes de fibromialgia o la encefalomielitis miálgica notan que algunos alimentos empeoran sus síntomas. Para ver cuáles le afectan, trate de eliminarlos de su dieta de a uno, durante varios días.  Luego agregue de a un alimento a la vez y ponga atención a como se siente. De esta manera sabrá qué lo beneficia y qué lo perjudica.      

Los factores desencadenantes más comunes:

Los alimentos altos en calorías. Los alimentos fritos o con altas grasas saturadas. Azúcar refinada. Los aditivos y edulcorantes, harinas refinadas, conservas, alimentos ricos en oxalatos (causante de cristales en las articulaciones), como las acelgas o la remolacha.            

Hay alimentos que pueden alterar el sueño.

Debe tratar de evitar:  

El exceso de cafeína en las horas de la tarde.

El abuso de alcohol.

Caramelos/alimentos azucarados.  

Aunque muchas personas con estas condiciones notan que la cafeína es esencial para ayudarles a despertar y tener energía, es importante beber café solamente por la mañana y/o medio día.  Consumida durante la tarde puede ser como una posible barrera para un sueño reparador.   

Hay mucha cantidad de artículos publicados respecto a que una dieta libre de gluten puede aliviar los síntomas, pero esto resulta cierto solamente si tiene celiaquía o sensibilidad al gluten (lo diagnostica un gastroenterólogo).

Aumento de la serotonina  

La serotonina es un neurotransmisor que está involucrado en varios procesos en el cerebro, incluyendo la percepción del dolor, la regulación del sueño y la sensación de bienestar.   

Para elevar los niveles de serotonina:  

El pescado azul, carne, leche, huevos, legumbres, cereales (arroz, avena, etc.), frutos secos, frutas ácidas, verduras, hortalizas, semillas de girasol o sésamo. El chocolate negro (con 70% de cacao), en pequeñas cantidades provee serotonina.

Alimentos que proveen ácidos grasos omega 3:

pescado azul, mariscos, frutos secos, tofu, aceite de linaza, orégano, albahaca, espinacas.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario