Posible conexión entre la Fibromialgia y la vacuna contra la Hepatitis B.

La conexión entre la fibromialgia y la vacuna contra la hepatitis B

De las muchas preocupaciones de salud que se encienden Internet, las vacunas se han convertido en un tema candente en los círculos de padres. Los adultos también están sujetos a varias vacunas anualmente. Si bien el debate está en curso y no se discute tan abiertamente, existen argumentos, teorías e incluso estudios de prueba que indican que es muy posible que haya un vínculo con esta vacuna y afecciones médicas como la fibromialgia.

Primer caso de estudio

Con respecto a la fibromialgia, el estudio más destacado ha sido el de la vacuna contra la hepatitis B. Los investigadores encontraron que algunos pacientes que recibieron la vacuna mostraron síntomas del síndrome ASIA y sufrieron fibromialgia y síndrome de fatiga crónica. El síndrome ASIA se define como un síndrome autoinmune/autoinflamatorio inducido por sustancias (adyuvantes) que hacen más efectiva la respuesta inmune, que se encuentran comúnmente en las vacunas.  Esencialmente estas sustancias pueden motivar al sistema inmunitario a ponerse en marcha después de una vacuna. Pueden variar mucho de sustancias inorgánicas, a productos combinados.

En este estudio en particular, los investigadores encontraron que algunos pacientes tenían reacciones adversas que pueden haber estado relacionadas con dichas sustancias.  Algunos pacientes informaron tanto fibromialgia como el síndrome de fatiga crónica después de recibir la vacuna contra la hepatitis B. Debido a que la hepatitis B es un virus tan extendido (350 millones de personas están afectadas en todo el mundo), los investigadores no sugieren que se evite la vacuna, solo que es necesario realizar más estudios sobre la correlación de ciertos tipos de vacunas y los ingredientes que las componen.  La conclusión es que son los adyuvantes en la vacuna los que producen los efectos adversos.  

Otros estudios

Los Institutos Nacionales de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Declaran: ‘Se han descrito asociaciones entre varias vacunas y complejos de síntomas, incluida la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica’. El instituto continúa analizando el síndrome de la Guerra del Golfo, similar a la fibromialgia en muchos sentidos, y su asociación con varias vacunas aplicadas durante el despliegue, combinado con el estrés y el trauma. Este estudio de caso indicó que podría haber una correlación entre las vacunas y el inicio de la fibromialgia así como otras condiciones similares. Si bien ninguno de los estudios es concluyente al respecto, parece haber un patrón entre las vacunas y los trastornos de salud posteriores.  

Una pizca de prevención

Las personas sanas pueden mantenerse saludables, evitando aquellas cosas que son perjudiciales para la salud, siguiendo los ‘qué hacer y qué no hacer’ para una salud óptima y no aventurarse a lugares del mundo donde está expuesto a enfermedades y virus transmisibles. Una cosa a tener en cuenta en todos estos estudios es que los participantes en los estudios generalmente estaban sanos antes de recibir las vacunas y el adyuvante que contenían. 

Sin embargo, la mayoría de nosotros fuimos vacunados de niños y muchos hemos continuado con el ritual de las vacunas anuales, entonces, ¿qué pasos se pueden tomar para minimizar los efectos a largo plazo y prevenir futuras complicaciones? Cada estudio sugiere que es muy probable que haya una correlación entre algunas vacunas y la fibromialgia. 

Si bien ninguno de ellos es concluyente, los estudios sugieren que debemos ser cautelosos con esta vacuna. Si tiene una baja tolerancia a los medicamentos, suplementos e incluso ciertos alimentos, sería aconsejable sopesar las posibilidades de lo que podría hacer a su sistema recibir vacunas frecuentes. Algunas cosas no se pueden cambiar una vez que el daño está hecho, por así decirlo, pero aunque no podemos deshacer esas cosas, podemos evitar más daños y podemos seguir un estilo de vida que mejorará en gran medida nuestra condición.     

Nota de la autora del sitio web:  

Hemos publicado esta nota porque cumplimos con el deber de informar. El hecho de que haya una pequeña cantidad de personas a las que ciertas vacunas le pueden provocar síntomas indeseables y hasta enfermedades, ¡no significa que debamos dejar de vacunarnos!Los que tenemos cierta edad recordamos lo que fue la epidemia de poliomielitis o lo horrible que era la viruela, enfermedades que actualmente casi no se recuerdan y todo ¡GRACIAS A LAS VACUNAS!.

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la FM y otros temas de salud. No ofrece asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.   

Estudio: ‘Chronic fatigue syndrome and fibromyalgia following immunization with the hepatitis B vaccine: another angle of the ‘autoimmune (auto-inflammatory) syndrome induced by adjuvants’ (ASIA)  

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario