Fibromialgia. Conoce las investigaciones para lograr tratamientos eficientes

Desde hace varios años aumentó el conocimiento entre los profesionales médicos respecto a las características de esta dolencia. Hay una serie de investigaciones de fármacos y de nuevos tratamientos, que mejorarán la calidad de vida de los pacientes de fibromialgia.

El médico especialista, Marcos Huertas, reveló los avances de los últimos años en la investigación de la enfermedad y en su tratamiento, junto a las perspectivas para el futuro. Con el ánimo de eliminar cualquier duda, Huertas explicó que la fibromialgia ‘es una enfermedad que produce dolor difuso, cansancio extremo y que afecta la concentración y la memoria‘.

Las mujeres de mediana edad son las más afectadas. El diagnóstico se realiza exclusivamente de acuerdo a los síntomas presentados. Dicha exploración del paciente aporta mucha información, por ejemplo hiperalgesia, alodinia, contracturas, estigmas de otras afecciones del aparato locomotor, etc.

Mediante la Resonancia Magnética Funcional, se ha podido seguir investigando en base a que la actividad neuronal y cerebral es diferente en esta condición.
Los últimos tiempos existe una mejor formación de los médicos respecto a esta enfermedad, también hay un gran trabajo de concientización y la fibromialgia se encuentra incluida en los planes de estudio de las facultades de medicina. A pesar de que la fibromialgia hasta ahora no tiene cura, las investigaciones se centran en ‘aumentar la calidad de vida de los enfermos crónicos, consiguiendo que puedan acceder a tratamientos eficaces’. Algunos medicamentos que se indican regularmente no son aprobados para el tratamiento de la fibromialgia pero a muchos pacientes les dan un resultado satisfactorio.  

‘Pronto van a salir nuevos tratamientos y más medicamentos, que están ahora en período de ensayo (sabemos que los ensayos clínicos de los medicamentos tardan varios años)‘. ‘El objetivo es reducir la sensibilidad al dolor de los enfermos producida por una alteración en el procesamiento de la señal dolorosa en el sistema nervioso central’.

‘Las investigaciones recientes también señalan que esta dolencia, que está ligada mayormente a las mujeres, aparentemente por cuestiones de tipo hormonal y que tiene un componente genético, ya que se ha demostrado que las hijas y las nietas de enfermas, tienen ocho veces más riesgo de sufrirla y su inicio puede estar relacionado con algún trauma a nivel físico o psíquico, o una situación grave de estrés. O sea que las personas genéticamente predispuestas a padecerla, podrían desarrollarla en esos casos’. ‘Las personas que sufre de ansiedad o depresión pueden tener una mayor facilidad para desarrollarla, no porque estén físicamente enfermos, sino porque los neurotransmisores (una biomolécula que transmite información de una neurona ‘un tipo de célula del sistema nervioso’ a otra neurona consecutiva) que controlan el estado de ánimo están relacionados con la percepción del dolor’.  

La enfermedad puede mostrar algunos síntomas desde la infancia, muchas veces confundido por los médicos con ‘dolor de huesos o de crecimiento’, es importante que el pediatra recomiende acudir al médico de familia para definir cuanto antes un diagnóstico, cuando exista dolor de cabeza o general y haya antecedentes familiares de fibromialgia, sobre todo porque los médicos de familia pueden enviarlos a un Reumatólogo y a un Neurólogo, que es son los principales especialistas en fibromialgia y están muy preparados para tratarla.              

Párr. de: doctorponce.com, neurologia.com

Política de privacidad del uso de productos de Google