¿Qué es la Terapia cognitivo conductual? NO es psicología convencional

Llamativamente, en la cultura de una ciudad donde las ideas psicológicas han sabido ganar su lugar, la Terapia Cognitivo-Conductual, un modelo de intervención en clínica psicológica muy desarrollado en otros países, ha tenido una muy escasa trascendencia.

Sólo en los últimos años se observa un modesto interés hacia la misma, favorecido quizás por la búsqueda de alternativas más breves en los tratamientos psicológicos, por la aparición de nuevas patologías o sencillamente, por la globalización, que nos trae información sobre los modos de abordaje hegemónicos en otros lugares del mundo…

En verdad, es una tarea sumamente difícil caracterizar en pocas palabras todo lo que es y, no menos importante, lo que no es la Terapia Cognitivo-Conductual. 

Recorramos, a manera de introducción, la historia del desarrollo de este nuevo visitante que desde hace poco tiempo golpea las puertas de nuestra cultura ‘psicología’.

La Terapia Cognitivo-Conductual posee cuatro pilares teóricos básicos.  El primero de ellos, surge a fines del siglo pasado a partir de las investigaciones del fisiólogo ruso Ivan Pavlov, quien accidentalmente descubre un proceso básico de aprendizaje que luego llamaría Condicionamiento Clásico.  Muy sucintamente dicho, se trata de un proceso por el cual las personas aprenden relaciones predictivas entre estímulos del ambiente.

Nota: la Terapia Cognitivo-Conductual es muy útil para aprender a afrontar los dolores y demás síntomas de la Fibromialgia y cualquier enfermedad crónica.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario