Dieta fundamental para el tratamiento en algunos casos de Fibromialgia

La dieta sin gluten:

¿Parte fundamental en el tratamiento de algunas enfermedades reumatológicas? La sensibilidad al gluten no celíaca, está caracterizada por síntomas digestivos y otros, debidos al gluten. Son similares a los de la celiaquía, esta condición ocurre en pacientes con pruebas de enfermedad celíaca normales (anticuerpos negativos y biopsias intestinales sin atrofia vellositaria).   

La sensibilidad al gluten no celíaca es más frecuente que la propia enfermedad celíaca, que afecta al 1% de la población, aunque no hay un marcador diagnóstico, se calcula que la sensibilidad al gluten no celíaca afecta a alrededor del 5% de la población. Frecuentemente está asociada al SFC, fibromialgia, ciertas espondiloartropatías y algunas enfermedades autoinmunes. 

En vista de estas coincidencia, es fácil preguntarse si el gluten puede ser una de las principales causas de éstas enfermedades reumáticas y sobre todo si una dieta que excluya el gluten, debe de ser uno de los primeros tratamientos a utilizar por el médico para tratar a estos pacientes.

Las manifestaciones más importantes que indican la presencia de sensibilidad al gluten no celíaca son: cansancio severo sin explicación ni motivo, las aftas orales, el cuadro digestivo asociado, la anemia ferropénica y tener un familiar celíaco. 

Estos síntomas se deben tener en cuenta cuando el paciente con una enfermedad sistémica (que afecta al cuerpo entero) presenta un cuadro de fibromialgia. La buena evolución tras realizar una dieta sin gluten, tanto de los síntomas de la fibromialgia, como también de la artritis y la sacroilitis (puede causar dolor en los glúteos o en la parte inferior de la espalda, el cual puede extenderse hasta una o ambas piernas), nos hacen pensar que la sensibilidad al gluten puede tener un papel desencadenante en algunos pacientes con enfermedades autoinmunes sistémicas (enfermedades que comparten el hecho de tener anticuerpos producidos por el mismo paciente y que actúan contra sus células y tejidos).   

Para corroborar la sensibilidad al gluten no celíaca se puede realizar análisis de sangre que mostrarán disminución de hierro y los niveles de vitamina D por debajo de lo normal. Otro estudio que se puede realizar es la gastroscopía que muy probablemente mostrará pequeñas lesiones en el bulbo duodenal (los primeros centímetros del duodeno).

Transcurridos alrededor de dos años con la dieta sin gluten debería ocurrir la remisión de la fibromialgia. 

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, SUPLEMENTO, COMENZAR ALGUNA DIETA, DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario