Fibromialgia, no finjo estar enfermo. ¡En realidad finjo estar sano!

Quien no te conoce bien, podría suponer que estas fingiendo tu enfermedad. Puedes parecer cansada, pero no sabrán que estas sufriendo un dolor constante todos los días. Algunos días son peores que otros, pero a pesar de ello te muestras como si estuvieras bien. Si finges estar bien, no tienes que dar explicaciones, entonces facilita tu día.

Observatorio de Innovación Educativa

No deberías tener que justificar la fatiga implacable. Tu deseo es estar bien, pero esa no es tu realidad. No estás segura de por qué crees que tienes que fingir que estás bien, cuando eres cualquier cosa, menos una persona que se siente bien.

¿Por qué permitimos que las opiniones de los demás importen tanto? Nadie lo sabe.

La mayoría de las personas actúan un rol frente a los de afuera, muy distinto al que realmente protagonizan en su vida privada. Lo podemos ver en las redes sociales, ¿qué imágenes publican las personas? Normalmente las más alegres, divertidas, las que muestran que son sumamente felices, cuando en realidad ¡muchos de ellos se están muriendo por dentro!.

No hagamos caso a lo que intentan mostrar los demás, alegría y diversión para quedar bien, para encajar, piensan que si dejan ver su realidad nadie los va querer. Y desgraciadamente muchos tienen razón.

¡Es muy injusto tener que mostrarse bien y feliz constantemente cuando la realidad no es esa!. ¡Realmente no tiene sentido y es una locura!.

Todas las personas tienen sus propios desafíos. Muchos fingen tener un matrimonio amoroso o estar felices de estar solos, o tratan de aparentar que no tienen problemas económicos. Todos luchan con algo y por algo.

Si alguien le pregunta como se siente responda amablemente, es una pregunta que está llena de posibles respuestas. Es mejor usar una respuesta genérica, que mayormente no es honesta. Podría decir: ‘Hoy estoy mejor’ o ‘Estoy bien’, o ‘Ha sido una semana bastante buena’.  

O en vez de responder pregunte: y tú, ¿cómo estás?. De esta manera no necesitamos fingir ni mentir al responder. Porque la respuesta real a la pregunta que nos hicieron sería, ‘estoy con mucho dolor, gracias por preguntar’ o ‘Estoy con un dolor de cabeza brutal desde hace días’, o ‘He tenido una semana infernal’.

Tratemos de encontrar un equilibrio entre la honestidad y el humor. Nuestro objetivo debería ser dejar de fingir estar bien y ser los verdaderos ‘nosotros’ con el dolor, las luchas y todo lo involucrado, recordemos que los que simplemente no entienden, mayormente no tienen la culpa. 

     

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario