La Fibromialgia, desconcertante e incomprendida

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolor en todo el cuerpo, fatiga y muchos síntomas más. Los pacientes de fibromialgia tienen una percepción anormal del dolor. Debido a que la variedad de síntomas es muy extensa, muchos se sienten desorientados en cuanto a qué los está afectando y qué hacer al respecto. Lo principal es que la fibromialgia puede que sea mal entendida, pero es muy real.

Cuanto más conscientes estemos de los signos y síntomas de la afección y de cómo nos sentimos, puede ser de gran ayuda para su médico que así podrá identificar la fibromialgia y acceder al tratamiento que puede mejorar su calidad de vida.

Características

La fibromialgia es una condición en la cual las señales de dolor son procesadas anormalmente por el cerebro de tal manera que la sensación de dolor se acrecienta (una condición conocida como hiperalgesia). La fibromialgia causa dolor crónico generalizado que puede variar de leve a incapacitante. Para ser considerado generalizado, el dolor debe ocurrir en ambos lados de su cuerpo, así como arriba y debajo de la cintura.

Un síntoma que puede ocurrir es una sensación de hormigueo muy específico, acompañado de irritación. Esto causa un incontrolable deseo de rascar la zona afectada. Su presencia en la fibromialgia es repentina. No genera dolor, pero sí se siente el famoso hormigueo ardor o picazón, especialmente en los brazos y piernas (lo que se conoce como parestesia).  

Incluso un estímulo como el tacto o la temperatura, a menudo puede provocar una sensación de dolor o ardor (conocida como alodinia). Si bien la fibromialgia se caracteriza por un dolor crónico generalizado, el dolor se puede localizar alrededor de los codos, hombros, rodillas, cuello, caderas, pecho, espalda baja y parte posterior de la cabeza. Nos referimos a estos como puntos sensibles.

Es posible que el dolor en estas áreas no se sienta profundamente, sino justo debajo de la superficie de la piel. El dolor de la fibromialgia se puede describir como agudo, difuso, severo, punzante. 
Algunas personas tendrán niveles bastante constantes en los síntomas de fibromialgia, otras podrán experimentar períodos de baja actividad (remisión) o la intensificación repentina de los síntomas (brotes). Los brotes y los episodios de dolor intenso a menudo van acompañados de palpitaciones cardíacas.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario