¿Cuál es el tratamiento completo para la Fibromialgia con excelentes resultados?

Tratamientos y diferentes terapias para la Fibromialgia Los tratamientos comunes para la fibromialgia son: medicamentos antiinflamatorios, antidepresivos, anticonvulsivos, opioides, terapia física, inyecciones en los puntos gatillo, terapia cognitivo-conductual y programas de rehabilitación del dolor crónico.

Ninguna terapia o tratamiento por sí solo, incluso cuando es útil, es suficiente para que los pacientes mejoren dramáticamente. La mayoría de los médicos y especialistas están de acuerdo en que el tratamiento eficaz para la fibromialgia, requiere un enfoque multidisciplinario.

Medicamentos analgésicos

Los medicamentos analgésicos pueden ser de venta libre o recetados. Los pacientes de fibromialgia los toman frecuentemente. En cuanto al uso de medicamentos antiinflamatorios, Ibuprofeno, Naproxeno, no se ha encontrado ninguna evidencia que muestre utilidad para la fibromialgia.  

Medicamentos Antidepresivos

Debido a que algunos antidepresivos son muy utilizados en la fibromialgia, los pacientes con frecuencia están familiarizados con ellos. Cuando se los receta el médico es importante entender los diferentes tipos de antidepresivos y su eficacia.

Existen varios tipos de antidepresivos:

La mayoría de los antidepresivos alivian la depresión ya que actúan sobre los neurotransmisores particularmente la serotonina, la norepinefrina y la dopamina, a veces llamados mensajeros químicos que contribuyen a la comunicación entre las neuronas cerebrales.

Cada tipo (clase) de antidepresivo actúa sobre estos neurotransmisores de maneras levemente diferentes.

Los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina, son los que se usan en la fibromialgia.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, fueron desarrollados originalmente para su uso en la depresión. Y también se utilizan para fibromialgia.

Los antidepresivos tricíclicos, como la imipramina, la nortriptilina, la amitriptilina, la doxepina y la desipramina, suelen causar más efectos secundarios que los antidepresivos más nuevos, sin embargo, tienen una larga historia de uso en la fibromialgia, dolor crónico en general y trastornos del sueño.

El tipo más eficaz de antidepresivos son los tricíclicos. Estos son los más antiguos. Son más eficaces para reducir el dolor y la alteración del sueño. También son eficaces en la reducción de la fatiga.

Medicamentos Anticonvulsivos

Los medicamentos anticonvulsivos también se recetan comúnmente para fibromialgia. En un estudio se informó los efectos con el uso de gabapentina y pregabalina y están en el rango de bastante eficaces.

En promedio, de siete a ocho de cada diez pacientes con fibromialgia están tratados con anticonvulsivos con una reducción del 50% o más en el dolor.  

Medicamentos Opioides

Los medicamentos opioides son analgésicos narcóticos. Su uso es controvertido para fibromialgia, o para cualquier tipo de dolor crónico no canceroso. En su revisión de la literatura de investigación, Goldenberg no encontró estudios que hallaran que los fármacos opioides fueran eficaces para la fibromialgia.

Terapia física

La fisioterapia se considera generalmente una terapia necesaria para la fibromialgia. Está demostrado que es bastante eficaz en la reducción del dolor y la depresión y en el aumento de la funcionalidad. Específicamente el ejercicio aeróbico de bajo impacto es típicamente considerado el ganador. Se encontró que los ejercicios de fortalecimiento, eran tan eficaces como el ejercicio aeróbico de bajo impacto.

Proloterapia en los puntos gatillo/Inyección

La proloterapia (terapia de proliferación) es un tratamiento de inyecciones para reparar el tejido conectivo mediante la introducción de una sustancia en el sitio de la lesión. La solución más utilizada en Proloterapia es la dextrosa. Una inyección tradicional de punto gatillo es un procedimiento menor que contrarresta esta dolencia, a través de una inyección que alivia el dolor que se encuentra dentro del músculo y el tejido. Esta inyección contiene diversos anestésicos locales, asociados o no a corticoides, suero salino fisiológico, agua destilada y toxina botulínica.     

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual, es un tipo común de tratamiento que enfatiza la autogestión. La autogestión es una frase clave para una serie de comportamientos de salud y formas de afrontamiento que pueden tener efectos positivos sobre la fibromialgia.

Los efectos positivos son los siguientes:

La reducción de los síntomas (reduciendo la reactividad del sistema nervioso). Ayuda a mejorar la manera de hacer frente a los síntomas que permanecen, para que sean menos angustiantes y perjudiciales. Un Terapeuta que se especializa en la rehabilitación del dolor crónico suele proporcionar esta clase de terapia. La terapia cognitivo-conductual para la fibromialgia es eficaz en la reducción del dolor, la fatiga, los trastornos del sueño y la discapacidad. Además, a diferencia de cualquier otro tratamiento estos efectos son duraderos.  

Rehabilitación multidisciplinaria del dolor crónico

La rehabilitación multidisciplinaria del dolor crónico consiste en la terapia cognitivo-conductual, el ejercicio aeróbico leve, otros tipos de terapia física según sea necesario y el manejo no narcótico de medicamentos para el dolor. Que generalmente consiste en el uso de medicamentos antidepresivos y/o medicamentos anticonvulsivos. Se encontró que la atención multidisciplinaria descrita anteriormente, era bastante eficaz en la reducción del dolor, muy eficaz para reducir la fatiga, la depresión y también muy eficaz para aumentar la calidad de vida.

Numerosos investigadores concluyen que la rehabilitación multidisciplinaria del dolor crónico, tiene la medalla de oro para el tratamiento de la fibromialgia

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario